Trudeau prohíbe el uso y comercio de fusiles de asalto en Canadá

'No necesitan un fusil AR-15 para cazar un ciervo', comentó Justin Trudeau
Justin Trudeau, primer ministro de Canadá. Reuters

El primer ministro Justin Trudeau anunció este viernes que el uso y comercio de fusiles de asalto quedaron prohibidos de manera inmediata en Canadá, dos semanas después de que un hombre armado matara a 22 personas en Nueva Escocia.

Te recomendamos: Manifestantes armados protestan en Michigan contra cuarentena

“Los canadienses necesitan más que condolencias y oraciones”, dijo Trudeau.

Trudeau se refirió a varias masacres ocurridas en el país, entre ellas el incidente en que murieron 22 personas en Nueva Escocia el 18 y 19 de abril. El primer ministro anunció la prohibición de más de 1.500 modelos y variantes de fusiles de asalto, incluidos dos que fueron utilizados por el agresor así como el AR-15 y otras armas que han sido usadas en varias masacres en Estados Unidos.

“No necesitan un fusil AR-15 para cazar un ciervo. Así que, con efecto inmediato, ya no está permitido comprar, vender, transportar, importar o utilizar fusiles de asalto de uso militar en este país”, comentó Trudeau.

Hay un periodo de amnistía de dos años mientras el gobierno crea un programa que permitirá a los actuales dueños recibir una compensación por entregar las armas de fuego indicadas o quedárselas a través de un proceso eximente que aún debe ser establecido.

Bajo la amnistía, las armas ahora prohibidas sólo pueden ser transferidas o transportadas en territorio canadiense por propósitos específicos. Los dueños deberán mantener las armas en un lugar seguro hasta que se cuente con más información respecto al programa de compensación.

Trudeau dijo que esas armas fueron diseñadas para un solo propósito: matar al mayor número de personas en el menor tiempo posible.

“Hoy estamos cerrando el mercado de armas de asalto de uso militar en Canadá”, afirmó.

Las masacres son relativamente inusuales en Canadá, pero Trudeau subrayó que están ocurriendo con mayor frecuencia.

El primer ministro señaló que estaba cerca cuando el agresor Marc Lepine mató a 14 mujeres para después quitarse la vida en la Escuela Politécnica de Montreal en 1989. El fusil Ruger Mini-14 que Lepine utilizó está entre las armas incluidas en la prohibición.

“Ya es suficiente”, declaró el ministro de Seguridad Pública, Bill Blair. “La prohibición de armas de fuego de asalto salvará vidas canadienses. Estas armas no tienen un propósito civil válido”.

Con información de AP.
FM