Trudeau concluye visita a India, marcada por polémica invitación a independentista sij

Trudeau concluye visita a India, marcada por polémica invitación a independentista

Justin Trudeau, acompañado por su familia y por el primer ministro indio Narendra Modi. (AP)

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, puso este viernes punto final a su controvertido viaje a la India con una reunión con su homólogo indio, Narendra Modi, después de una semana que estuvo marcada por el “descuido” de invitar a una cena-recepción en la embajada de Canadá a un independentista sij.

La polémica acompañó toda la jornada a Justin Trudeau, después de que saliera a la luz que la embajada de Canadá invitó a una cena con el mandatario en Nueva Delhi a Jaspal Atwal, supuesto radical sij que participó en el intento de asesinato de un político indio.

Atwal, con pasaporte canadiense, estuvo supuestamente involucrado en el intento de asesinato en 1986 en Canadá de un ministro del estado nororiental indio de Punjab, bastión del sijismo y donde operan grupos que ansían la nación independiente de Khalistan (“tierra de los puros”) para esta comunidad que cuenta con unos 20 millones de fieles en la India y una diáspora de otros 5 millones.

“Obviamente nos tomamos esto muy en serio. Nunca debería haber recibido la invitación. Lo anulamos tan pronto como recibimos la información”, afirmó Trudeau en un acto en Nueva Delhi, de acuerdo con la agencia de noticias local ANI.

Según el mandatario, que estuvo desde el domingo con su familia de visita oficial en la India, Atwal había sido incluido por “un miembro del Parlamento” en la lista de invitados a la cena-recepción esta noche en la embajada.

Vea también: Justin Trudeau causa sensación al visitar el Templo Dorado en India

El primer ministro canadiense había rechazado durante el inicio de la jornada hacer comentarios sobre este asunto, a pesar de las insistentes preguntas de los periodistas mientras visitaba la mezquita Jama Masjid o asistía a un evento de críquet.

El Gobierno indio, por su parte, intentó rebajar la tensión sobre el asunto y aseguró que Canadá ya había declarado que todo se debió a un “descuido” y que en cuanto se enteraron del error “retiraron” la invitación a Atwal.

“Creo que tenemos que dejarlo atrás. Se trató de un descuido, aceptaron que se trató de un descuido”, afirmó en una rueda de prensa en Nueva Delhi el portavoz del Ministerio indio de Asuntos Exteriores, Raveesh Kumar.

El portavoz añadió que desconocen aún cómo este individuo con pasaporte canadiense pudo conseguir un visado para entrar en la India y aclaró que, aunque “había casos contra él por los que pasó un tiempo en prisión”, no saben si todavía queda algún cargo pendiente.

El primer ministro Justin Trudeau y su familia durante visita a India
El primer ministro Justin Trudeau y su familia durante visita a India. (Reuters)

El primer ministro Justin Trudeau y su familia durante visita a India. (Reuters)

La visita de Trudeau en Punjab al Templo Dorado, el lugar más sagrado para los sijs, también estuvo marcada por una gran expectación por el supuesto apoyo que movimientos secesionistas pro Khalistan reciben de la diáspora de esta minoría en Canadá.

Punjab, ya más calmado hoy en día, fue escenario de un violento levantamiento armado que causó 25.000 muertos entre los años 1981 y 1995, siguiendo la demanda de los radicales sijs para crear el Khalistan.

La crisis en el Punjab vivió su momento álgido en junio de 1984, con la entrada a sangre y fuego del Ejército indio en el sagrado Templo Dorado donde se habían atrincherado cientos de independentistas armados, y que acabó con más de 500 muertos.

Este viernes, Trudeau y Modi oficializaron en una rueda de prensa conjunta en Nueva Delhi la firma de seis acuerdos en los campos de tecnologías de la información, energía, deportes, propiedad intelectual, educación superior, y ciencia e innovación.

El jefe del Gobierno de Canadá, que ha bromeado en alguna ocasión con el hecho de que tiene más sijs en su Gabinete que el propio Ejecutivo de la India, destacó en su discurso que su país “es el hogar de más de 1,3 millones de personas de origen indio”.

Sólo en 2017 Canadá aceptó 40.000 emigrantes y 125.000 estudiantes del país asiático.

“La India y Canadá están unidos (…) por compartir valores, valores como el respeto a la tradición democrática, al pluralismo y a la diversidad”, afirmó Trudeau, quien recordó que esta semana empresas indias y canadienses anunciaron inversiones bilaterales por un valor de 800 millones de dólares.

Modi destacó esos valores compartidos y agradeció a Trudeau que hubiera viajado junto a su esposa y sus tres hijos por varias ciudades indias, como Agra (norte), en la que visitó el mausoleo del Taj Mahal, o Bombay (oeste), donde se inmortalizaron con estrellas de la industria cinematográfica de Bollywood.

La delegación canadiense, formada entre otros por el ministro de Defensa sij de origen indio, Harjit Sajjan, abandonará mañana sábado el país.

La jornada de hoy para los Trudeau había comenzado con una ceremonia militar en las colinas delhíes de Raisina, en las que se encuentra el palacio presidencial, donde Modi le recibió con un prolongado abrazo y bromeó con sus hijos.

Con información de EFE

AAE

CARGANDO...