Trasladan a tres felinos de Pachuca a santuario en la CDMX

Trasladan a felinos a de Pachuca a santuario de la CDMX

Trasladan a felinos a de Pachuca, Hidalgo, a santuario de la Ciudad de México. (Profepa)

Dos tigres y un león, que habían sido decomisados por la Profepa a particulares quienes los mantenían en condiciones no adecuadas, fueron llevados a un Santuario en la Ciudad de México, después de permanecer varios años en la Unidad de Rehabilitación de Fauna Silvestre de Pachuca, Hidalgo.

Los felinos, Selva, Dany y Maylo, recibieron por años cuidados, atención médica y fueron rehabilitados.

“En promedio 2 años, 3 años, o sea, pasaron bastante rato. La labor que hacemos, pues es la vigilancia médica y los tratamientos de todos los ejemplares que llegan tanto los de vida silvestre como los que vienen decomisados y depositados por la autoridad”, dijo David Alejandro Rivera, coordinador médico.

“En este caso los tigres, uno venía de un particular que lo trajeron de Jalisco, la tigresa venía igual de Profepa Jalisco y el león venía de Quintana Roo”, detalló Jaqueline Rivas, directora de la Unidad de Rehabilitación de Fauna Silvestre de Pachuca, Hidalgo.

Después de una evaluación, estos tres felinos fueron cuidadosamente colocados en jaulas para su traslado a un Santuario de la Ciudad de México.

Trasladan a felinos a de Pachuca a santuario de la CDMX
Trasladan a felinos a de Pachuca, Hidalgo, a santuario de la Ciudad de México. (Profepa)

Trasladan a felinos a de Pachuca, Hidalgo, a santuario de la Ciudad de México. (Profepa)

“Reubicamos gracias al apoyo que nos brindó Profepa dos tigres y un león. Se trata básicamente de grandes felinos que no tenían ningún impedimento ni médico ni conductual para que pudieran estar en un santuario en un área mucho más amplia y sobre todo porque son felinos que estaban en crecimiento”, refirió Jaqueline Rivas, directora de la Unidad de Rehabilitación de Fauna Silvestre de Pachuca, Hidalgo.

Detrás de cada animal que llega a esta Unidad de Rehabilitación de Fauna Silvestre, hay siempre una historia de maltrato.

“Tenemos muchos casos que Profepa viene y nos trae ejemplares de vida libre que los encontraron en la carretera mal heridos o tuvieron reportes de que algún particular los tenía en su domicilio”, destacó Raúl Reyes del Castillo, personal administrativo de la Unidad de Rehabilitación.

Actualmente, la Unidad de Rehabilitación de Fauna Silvestre de Pachuca tiene a su cargo 51 ejemplares entre mamíferos, aves y reptiles, quienes reciben un tratamiento físico, médico y conductual con la finalidad de que ya recuperados, regresen a su hábitat natural.

 

Con información de Bertha Alfaro

KAH

CARGANDO...