#Sismo

Tras sismo, habitantes de San Gregorio necesitan agua, alimento y vivienda

El pueblo de San Gregorio Atlapulco tras sismo

El pueblo de San Gregorio Atlapulco tras sismo. (Notimex)

Desesperados solicitan ayuda. Los habitantes de San Gregorio Atlapulco, en la delegación Xochimilco necesitan agua, alimento y un lugar donde dormir.

“Lo que no tenemos es agua porque no nos hemos bañado”, dijo la damnificada Silvia González de los Santos.

“Estamos alimentándonos de lo que nos han dado, no tenemos, no podemos preparar comida, no es suficiente”, enfatizó el señor Ángel González Contreras.

En esta zona 600 casas y parte de la iglesia sufrieron daños. Las construcciones en pie representan un peligro y elementos de Protección Civil marcaron las propiedades que serán demolidas.

Marco Antonio Vengas afirma que su casa resultó afectada y ya no es habitable: “Una parte de la casa de la familia salió afectada y obviamente por sus estructuras ya no es habitable, en estos días nos hemos visto en la penosa necesidad de dormir en la calle”.

Los colonos denuncian la ausencia de autoridades.

Tras sismo, habitantes de San Gregorio necesitan agua, alimento y vivienda
Tras sismo, habitantes de San Gregorio necesitan agua, alimento y vivienda. (Notimex)

Tras sismo, habitantes de San Gregorio necesitan agua, alimento y vivienda. (Notimex)

La señora Judith Trejo perdió su patrimonio, también colapsó su estética, era su único sustento económico.

“De productos de belleza, tintes, mi pérdida fue casi total. Está parada, ahorita estamos viviendo de los apoyos que nos están dando de la alimentación”, explicó Judith.

En el centro de San Gregorio se entregan las despensas. Están custodiadas por elementos de la Marina, la Policía Federal y personal de la delegación Xochimilco.

Las filas para adquirir productos básicos alcanzan hasta medio kilómetro.

Iglesia dañada en San Gregorio Atlapulco, Xochimilco
Iglesia dañada en San Gregorio Atlapulco, Xochimilco. (Notimex)

Iglesia dañada en San Gregorio Atlapulco, Xochimilco. (Notimex)

“Los necesarios frijoles, jabón, arroz, agua ya no me tocaron”, dijo la señora Angélica Martínez.

A 10 kilómetros del lugar, se encuentra Santa María Nativitas. Ahí la historia se repite. Las pipas no logran abastecer a las familias y los voluntarios ayudan a repartir el agua.

“Toda la noche, estuvimos ahí y nos hicieron favor de traernos el agua, nos llevamos dos botes cada uno para que todos pudiéramos llevar un poquito de agua, para lo más indispensable”, concluyó la damnificada Estela Martínez.

Casas dañadas por el sismo en Xochimilco
Casas dañadas por el sismo en Xochimilco. (Notimex)

Casas dañadas por el sismo en Xochimilco. (Notimex)

Con información de Roberto Mañón

KAH

 

 

CARGANDO...