Incumplen Ley Seca en embarcadero de Nativitas, en Xochimilco

De cada 10 trajineras, en seis se ingerían bebidas alcohólicas, aun cuando había restricciones para la venta de alcohol

En el embarcadero de Nativitas, en la alcaldía Xochimilco, se incumplió la Ley Seca, pues de cada 10 trajineras, en seis se ingerían bebidas alcohólicas, aún cuando había restricciones para la venta de alcohol. Todo, a la vista de la llamada policía ribereña

Te recomendamos: Tendrán 8 alcaldías de CDMX ley seca a partir de este fin de semana por COVID-19

Y las autoridades hacen llamados y toman medidas, pero muchas no se respetan. Este  fin de semana, ocho prohibieron la venta de alcohol para evitar reuniones y fiestas.

En el embarcadero de Nativitas, en la alcaldía Xochimilco, de cada 10 trajineras, en seis se ingerían bebidas alcohólicas, aun cuando había restricciones para la venta de alcohol.

Incluso, los ocupantes iban consumiendo una botella de tequila y en esta otra otros tres hombres consumían cervezas. Todo, a la vista de la llamada policía ribereña.

Dicen los prestadores de este servicio que acordaron acatar la orden de no vender bebidas alcohólicas, pero sólo en el embarcadero, ya en los canales, dicen, ellos ven a la trajinera como un restaurante, donde sí está permitido el alcohol…

“De hecho es un restaurante flotante, usted trae su comida, usted trae su bebida”, dijo Cecilio del Monte, del Comité de Trajineras.

“¿En dónde consiguieron las cervezas? ¡En las trajineras, hay personas que se acercan y te las venden. Somos de mexicali, entonces venimos a la trajinera y ahí te venden comida”, dijo uno de los visitantes a trajineras en Xochimilco.

Y si bien hay visitantes que llevaban sus bebidas alcohólicas, hay otros a los que se las vendían

“Sabemos que hay ley seca, pero acá nosotros es una parte turística entonces viene el extranjero y ellos saben que máximo que se pueden tomar es una cervecita o ellos mismos lo traen y no le podemos decir no, se salen y sería mala de parte de nosotros”, djo el señor  Delfino.

Ni en el módulo de vigilancia, ni en la taquilla había algún anuncio que indique que había ley seca en Xochimilco.

 

Con información de Guadalupe Madrigal

KAH