#PremiosOscar

Todo listo para la entrega de los premios Oscar

Todo listo para la entrega de los premios Oscar

Trabajadores ultiman detalles de la alfombra roja para la entrega de los premios Oscar. (EFE)

Todo está listo para la entrega número 90 de los premios de la Academia.

Para esta se han desembolsado cerca de 50 millones de dólares; tan sólo la alfombra roja por la que desfilarán las estrellas tuvo un costo de 25 mil dólares.

500 policías de la ciudad de Los Ángeles resguardarán el área de Hollywood and Highlands, dónde está el Teatro Dolby.

Éstos serán los premios Óscar de “Me too” y “Time’s up” los movimientos que destaparon el abuso de poder y cientos de casos de acoso sexual en Hollywood y que abrieron la caja de Pandora de patrones similares en la política, el periodismo y el deporte.

Por más que los productores del evento han asegurado que buscan que la atención se enfoque en lo mejor del séptimo arte se espera que el hilo conductor de la alfombra roja, la ceremonia y los discursos de aceptación sea aplaudir la valentía de las víctimas y  condenar la cultura de abuso.

A la entrega no asistirán ni el productor Harvey Weinstein, que año con año acaparaba las nominaciones, ni actores como Kevin Spacey, Dustin Hoffman o Casey Affleck, quien ganó el premio como mejor actor el año pasado, ya que prácticamente han sido excluidos de la industria, luego de las acusaciones en su contra.

“Tres Anuncios por un Crimen”, seguida de cerca por “La Forma del Agua” y “Lady Bird” son las películas con más probabilidades de ganar la estatuilla a mejor película según las casas de apuestas más importantes del mundo.

Los estudios han gastado más de 100 millones de dólares en publicidad este año en promover sus películas, primero para lograr la nominación y luego para que los cerca de 6,700 miembros de la Academia voten por ella.

“Ay, perdón. Me… ¿Saben qué? Llevamos más de dos horas de función y Donald Trump no nos ha tuiteado ni una vez… y me está empezando a preocupar”, dijo Jimmy Kimmel, conductor de ceremonia de entrega de los Premios Oscar.

Los premios Oscar son comúnmente vistos como premios políticos, no sólo por la carga que contienen algunos discursos de aceptación, sino por lo elementos que intervienen desde el proceso de nominaciones hasta la entrega. Una vez que se conoce a los nominados, los estudios, actores y directores tienen escasas cuatro semanas para armar una campaña de medios que permita posicionar su película en la mente de los votantes.

Al igual que en cualquier campaña política una buena publicidad y un buen presupuesto pueden tener tanta o más influencia que el mérito artístico para asegurar el camino de una película a los Oscar.

Es un hecho que la coyuntura política también tiene un impacto en la ceremonia.

“Los actores de carne y hueso somos trabajadores migrantes. Viajamos por todo el mundo, formamos familias, armamos historias, creamos vida que no se puede dividir. Como mexicano, como latinoamericano, como trabajador migrante, como ser humano, me opongo a toda forma de muro con que se quiera separarnos”, manifestó el actor Gael García Bernal.

Expertos en cine aseguran que el contexto racista que se vive en Estados Unidos, principalmente en el gobierno, ayudó a que el año pasado la película “Moonlight” se llevara el Oscar a mejor película y que “Talentos Ocultos” fuera tan ovacionada.

Lo mismo ocurre este año con “Tres Anuncios por un Crimen”, que relata la desesperación de una madre que busca justicia por la violación y asesinato de su hija ante la inacción de las autoridades, o “Los oscuros secretos del Pentágono” que toca el tema de las presiones gubernamentales a la prensa.

Ahora sólo queda esperar que al presentador de la categoría más importante de la noche, llegue el sobre correcto.

Con información de Valentín Cataldo

AAE

 

CARGANDO...