TNP es un ‘pilar esencial para la paz’, dice el titular de la ONU

ONU habría preferido Estados Unidos Consejo Derechos Humanos

António Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). (AP, archivo)

El secretario general de la ONU, António Guterres, afirmó este domingo que el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares es un “pilar esencial para la seguridad y paz internacional”, al cumplirse hoy el 50 aniversario de su firma.

Guterres felicitó a los 191 Estados que han firmado el Tratado, del que dijo además es el corazón del desarme nuclear y el régimen de la no proliferación, en un comunicado a través de su portavoz, Farhan Haq.

El Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) fue firmado el 1 de julio de 1968 por Estados Unidos, Gran Bretaña y la Unión Soviética y ya reúne a 191 Estados, con la excepción de Israel, India y Pakistán, y entró en vigor el 5 de marzo de 1970.

“Su excepcional estatus está basado en su membresía casi universal, obligaciones jurídicamente vinculantes con el desarme, régimen de salvaguardias verificables de no proliferación y compromiso con el uso pacífico de la energía nuclear”, agrega el comunicado.

Guterres dio la bienvenida a la declaración conjunta que el pasado jueves hicieron Estados Unidos, la Federación Rusa y el Reino Unido a través de sus cancilleres, en el que reiteran su compromiso con la eliminación de las armas nucleares.

Igualmente urgió a todos los países que aseguren que el Tratado continúe “saludable y con vitalidad”, especialmente en los preparativos para la Conferencia de Revisión del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares en el 2020, cuando se cumple medio siglo de su puesta en marcha.

En plena Guerra Fría, decenas de países, encabezados por Estados Unidos y la URSS, se comprometieron a reducir el riesgo de que el arma atómica se extendiera por el mundo. Medio siglo después, el Tratado de no proliferación (TNP) ha probado su utilidad, pero no ha impedido una nueva carrera armamentística, según los expertos.

“El TNP es un inmenso éxito, en la medida en que permitió mantener en menos de diez el número de Estados que poseen el arma nuclear, contradiciendo las predicciones de John Kennedy” quien temió, en 1963, que hasta 25 países se dotaran de la bomba atómica en un plazo de diez años, destaca Mark Fitzpatrick, del centro IISS (International Institute for Strategic Studies).

Firmado desde 1968 por 191 países, el TNP compromete a los cinco poseedores oficiales de la  bomba atómica –Estados Unidos, Rusia, Francia, Gran Bretaña, China– a no transferir tecnología nuclear a otros países, y prohíbe a las naciones no dotadas de armas atómicas  adquirirlas o fabricarlas.

A cambio, las potencias nucleares les transfieren tecnología de producción de electricidad nuclear.

Algunas naciones renunciaron a su programa nuclear militar, como Suecia (1968), Suiza (1969), Sudáfrica (1991) y las exrepúblicas de la URSS.

Con información de EFE y AFP

AAE

CARGANDO...