Tokio y el este de Japón, en alerta por el tifón Dolphin

Se prevé que Dolphin avance hacia el norte en las próximas horas del jueves y durante el viernes y se aproxime a la costa del noroeste nipón
Tokio y el este de Japón, en alerta por el tifón Dolphin. FOTO EFE

La prefectura de Tokio y otras del centro y el este de Japón se encuentran desde este jueves en alerta meteorológica por el paso del tifón Dolphin, ante el riesgo de que cause precipitaciones torrenciales, fuerte oleaje y golpes de viento.

Te recomendamos: Tifón Haishen toca tierra en Corea del Sur tras azotar Japón

El tifón número 12 de la temporada en el Pacífico se aproximó desde medianoche de este miércoles a la región central de Kanto y, aunque se temía que tocara tierra en la zona de la capital o en sus aledaños, se desplazó durante la mañana hacia el Pacífico en dirección noreste, según informó la Agencia Meteorológica de Japón.

Dolphin se situaba a unos 280 kilómetros de la prefectura costera de Chiba a las 11 hora local (2.00 GMT), según el organismo meteorológico nipón, que rebajó la intensidad del fenómeno meteorológico a la categoría de tormenta tropical.

Se prevé que Dolphin avance hacia el norte en las próximas horas del jueves y durante el viernes y se aproxime a la costa del noroeste nipón, ante lo cual se ha declarado la alerta meteorológica en las prefecturas de Tokio, Chiba, Ibaraki y Fukushima.

Las autoridades niponas advierten del riesgo de que se produzcan precipitaciones de hasta 100 milímetros por hora, vientos de 80 kilómetros por hora y olas de 7 metros de altura en las costas orientales niponas.

Asimismo, señalaron el peligro de que se produzcan inundaciones y corrimientos de tierra en las zonas afectadas.

La Agencia Meteorológica de Japón prevé que Dolphin continúe su curso hacia el norte durante el viernes y pierda intensidad hasta convertirse en un ciclón extratropical.

El archipiélago nipón se vio golpeado hace tres semanas por el tifón Haishen, el décimo de la temporada y cuya excepcional fuerza dejó un reguero de destrucción en el suroeste del país que incluyó dos víctimas mortales, cuatro desaparecidos y un centenar de heridos.

Con información de EFE

KAH