Theresa May evalúa reacción de Reino Unido por ataque químico en Siria

Theresa May, primera ministra de Reino Unido. Reuters

La primera ministra británica, Theresa May, convocó para mañana jueves una reunión de urgencia de su Gobierno para discutir la reacción de Reino Unido al presunto ataque químico en Siria.

Aerolíneas del Reino Unido y de otros países europeos recibieron ya una alerta urgente sobre la posibilidad de misiles crucero dentro de las próximas 72 horas. Esta alerta de la Agencia Europea de Seguridad de Aviación, fue emitida después que los presidentes de los Estados Unidos, Donald Trump, y Francia, Emmanuel Macron, prometieran una respuesta militar rápida y contundente a la tragedia en la ciudad siria de Duma.

“Estamos trabajando con nuestros aliados y socios, que están evaluando lo ocurrido en Siria. Se trata de un bárbaro ataque con armas químicas, perpetrado, por supuesto, con el uso ilegal de armas químicas”, explicó May.

Pero en cuanto a la participación de las fuerzas aéreas británicas en los ataques contra el régimen sirio, May enfrenta un complicado dilema político.
May recuerda muy bien la humillación política de su predecesor, David Cameron, cuando hace cinco años la Cámara de los Comunes rechazó su propuesta de lanzar ataques aéreos contra el régimen sirio.

Esto después del muy controversial involucramiento de Reino Unido en la guerra en Irak entre los años 2003 y 2009. Ahora, el poder real de dar la luz verde a la participación británica en conflictos bélicos no pertenece al Primer Ministro, sino al Parlamento británico.

En 2015, los parlamentarios aprobaron el uso de la Fuerza Real Aérea británica en territorio de Siria en contra de los luchadores del autodenominado “Estado Islámico”, pero no en contra de las tropas de Al Assad.

Desde diciembre del 2015, los aviones de combate británicos efectuaron más de mil 500 bombardeos en Siria, en zonas controladas por los terroristas del “Estado Islámico”.

 

Te puede interesar: Putin espera que impere el sentido común en las relaciones internacionales

Con información de Vytas Rudavicius.
FJMM