Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

Tras el tercer rechazo al acuerdo del Brexit ¿qué sigue?

Noticieros Televisa FUENTE: ap DESDE: LONDRES, Inglaterra
Un manifestante pro-Brexit con una máscara mira la manifestación March to Leave en Londres, Gran Bretaña (Reuters)

El acuerdo de la primera ministra Theresa May para el Brexit está casi muerto después que los legisladores votaron para rechazarlo por tercera vez el viernes, el día que Gran Bretaña tenía programado irse de la Unión Europea.

Sin embargo, ahora el Reino Unido se enfrenta a la fecha límite del 12 de abril para presentar a la UE un nuevo plan o irse del bloque sin un acuerdo.

A continuación, un vistazo a lo que podría suceder.

SIN ACUERDO

La UE le dio a Gran Bretaña hasta el 12 de abril, dentro de dos semanas, para decidir si otra vez quiere solicitar que se posponga el Brexit. El bloque pidió una cumbre de emergencia para el Brexit el 10 de abril para atender una posible petición de Gran Bretaña o prepararse para un Brexit sin acuerdo.

Si no hay prórroga, Gran Bretaña se irá del bloque a las 11 de la noche hora de Gran Bretaña (2300 GMT) del 12 de abril sin un acuerdo de divorcio para suavizar la transición. La mayoría de los políticos, economistas y grupos comerciales piensan que un escenario sin acuerdo sería desastroso, pues se levantarían puntos de revisión aduanal, aranceles y otras barreras entre Gran Bretaña y su principal socio comercial.

El Parlamento ha votado reiteradamente descartar un Brexit sin pacto, pero sigue siendo la única opción a menos que se apruebe un acuerdo, se cancele el Brexit o la UE otorgue otra extensión a Gran Bretaña.

DEMORA Y SUAVIZA

La alternativa a no tener un acuerdo es posponer el Brexit por lo menos varios meses mientras Gran Bretaña intenta arreglar el desorden.

El bloque se niega a que una Gran Bretaña a punto de irse participe en las elecciones del Parlamento europeo a finales de mayo, como tendría que hacerlo si demoran el Brexit. Sin embargo, el presidente del consejo de la UE, Donald Tusk, exhortó a Europa a darle una extensión a Gran Bretaña si planea cambiar de rumbo y buscar un Brexit más suave que mantenga vínculos económicos cercanos con el bloque europeo.

Un manifestante de chaleco amarillo pro-Brexit se manifestó en Londres, Gran Bretaña (Reuters)

Esta semana los legisladores tuvieron una serie de “votaciones indicativas” sobre alternativas al acuerdo de May. El ejercicio no aclaró las cosas: se votó en contra de las ocho opciones. Sin embargo, sí dejó entrever un posible arreglo. La medida más cercana a una mayoría estipulaba que Gran Bretaña permaneciera en unión aduanal con la UE tras el Brexit.

May siempre ha descartado eso, porque apegarse a las reglas comerciales de la UE limitaría la capacidad de Gran Bretaña de lograr nuevos acuerdos comerciales con otras partes del mundo.

Pero una unión aduanal podría asegurar que negocios británicos puedan seguir comerciando con la UE y resolvería muchos de los problemas del acuerdo de May. En particular, eliminaría la necesidad de montar puestos aduanales y revisiones fronterizas entre Irlanda e Irlanda del Norte.

Hay una buena posibilidad de que un acuerdo que incluya unión aduanal sea aprobado por el Parlamento y bien recibido por la UE.

APUESTA ELECTORAL

Gran Bretaña no tiene programado tener una elección nacional hasta 2022, pero con el punto muerto en el Parlamento es más probable que se adelante.

Los políticos de la oposición piensan que la única forma de lograr avances es una elección anticipada que reestructuraría al Parlamento y pondría fin al atasco político. Podrían intentar destituir al gobierno con una moción de censura, provocando una elección general.

O el mismo gobierno podría iniciarlo si piensa que no tiene nada que perder.

May prometió renunciar si su acuerdo de Brexit se aprobaba y Gran Bretaña dejaba la UE en mayo. Aunque el acuerdo fue rechazado, todavía se enfrenta a mucha presión para que renuncie, lo que abre camino a una contienda de liderazgo en el Partido Conservador.

REFERENDO NUEVO

Otra opción considerada esta semana por los legisladores convocaba a votar cualquier acuerdo en un “referendo de confirmación”. La idea tuvo bastante apoyo de los partidos de la oposición, además de algunos miembros del Conservador.

El gobierno ha descartado la idea de otro referendo sobre la membresía de la UE en Gran Bretaña, pero podría cambiar de opinión si parece que no hay otra forma de aprobar el pacto del Brexit.

En 2016, Gran Bretaña votó 52% contra 48% a favor de dejar la UE. Desde entonces, las encuestas sugieren que el lado “permanecer” ha ganado fuerza, pero no está nada claro quién ganaría con un nuevo referendo. Podría dejar a Gran Bretaña tan dividido sobre Europa como lo está ahora.

Con información de AP

HVI