Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Oposición cancela marchas ante pacto final de transición en Sudán

Las negociaciones entre la junta militar que detenta el poder en Sudán y la oposición llevará al país a un periodo de transición de más de tres años
Noticieros Televisa FUENTE: efe DESDE: JARTUM, Sudán
La gente salió a la calle a celebrar el acuerdo (Getty Images)

La oposición sudanesa ha rebajado el tono y ha decidido anular las jornadas de protestas y desobediencia civil previstas para los próximos 13 y 14 de julio ante el pacto final para la formación del Gobierno que llevará a Sudán a un periodo de transición de más de tres años alternado entre militares y civiles.

Te recomendamos: Ejército da Golpe de Estado en Sudán

Una agenda nueva para la próxima semana ha sido emitida hoy en sustitución de la anterior y han modificado prácticamente todos los días en los que había “manifestaciones ante las instituciones públicas y privadas, y marchas en los barrios y ciudades, así como la desobediencia civil, que estaba prevista para el 13 y 14 de julio”, dijo a Efe un portavoz de la principal plataforma opositora Fuerzas de Libertad y el Cambio, Yafar Hasan.

En lugar de la jornada de desobediencia civil, se realizará el día 13 “una conmemoración para los mártires del día 29 de Ramadán (3 de junio) y los mártires de toda la revolución sudanesa”, contó Hasan.

El día 3 de junio marca un episodio negro en Jartum después de que los militares desalojaran la plaza de la acampada frente al cuartel general del Ejército en la capital, lo que provocó la muerte de más de 100 personas, según un sindicato opositor, aunque el Gobierno rebajó la cifra a 61 víctimas.

Después de ese suceso, las negociaciones entre la junta militar que detenta el poder en Sudán y la oposición se suspendieron, así como todo lo rubricado para el periodo de transición.

Sin embargo, hace tres días se retomaron las negociaciones y ayer se acordó, con la mediación de la Unión Africana (UA) y Etiopía, la composición del llamado Consejo Soberano que tutelará la transición, que contará con un periodo de tres años y tres meses.

Además, el Consejo Soberano estará formado por once personas: cinco civiles, cinco militares y un civil que será elegido por ambas partes.

Ayer la oposición indicó que la semana que viene serán elegidos el presidente del Consejo Soberano y el primer ministro, aunque por el momento no se ha barajado públicamente ningún nombre.

Alternancia de poder entre civiles y militares

El poder se alternará entre las dos partes: los primeros 21 meses estará al mando el Consejo Militar Transitorio y los restantes 18 meses la oposición, que también tendrá al cargo el consejo de ministros del Gobierno hasta la convocatoria de elecciones en el país africano, que estuvo bajo el control del dictador Omar al Bashir durante 30 años hasta el pasado 11 de abril, día en el que fue derrocado.

La gente salió a la calle a celebrar el acuerdo (Getty Images)

Se espera que mañana se acuerde el “pacto final” para el periodo de transición y el portavoz del Consejo Militar Transitorio, Shamsaldín Kabashi, aseveró hoy que las celebraciones de la firma del acuerdo serán “el próximo lunes o martes” con la presencia del “presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki, y el primer ministro etíope, Abiy Ahmed”, además de otros líderes de países vecinos.

La llegada del pacto de ayer ha tenido una reacción positiva tanto para la oposición como para los militares.

Por un lado, Omar al Daqir, miembro de le delegación negociadora de las Fuerzas de Libertad y Cambio, aseguró a Efe de que “los desafíos son muchos en el periodo transitorio y lo más destacado es la herencia del exrégimen en todos los espacios”.

Apuntó que “la prioridad durante el periodo transitorio será llevar a cabo la paz y silenciar los rifles”.

Por otro lado, el vicepresidente de la junta militar, el general Mohamed Hamdan Dagalo, conocido como “Hemedti”, tendió hoy la mano a la oposición y aseguró en un discurso en Jartum transmitido por la televisión estatal que “el consejo militar trabajará junto a las Fuerzas de Libertad y el Cambio para establecer una etapa nueva en la historia de Sudán”.

Sin embargo, algunas partes en esta crisis no están del todo contentas y la alianza rebelde llamada “Frente Revolucionario”, que incluye a los movimientos armados de Darfur y las regiones de Kordofán del Sur y Nilo Azul, rechazaron el acuerdo diciendo que les ha marginado.

El vicepresidente de la coalición, Al Tom Hugo, declaró a Efe que considera el acuerdo como un pacto “entre dos partes que ignoraron a las otras fuerzas que firmaron el documento de la Declaración de Libertad y el Cambio” de la plataforma opositora.

El grupo rebelde Movimiento de Liberación de Sudán, activo en Darfur, emitió un comunicado en el que calificó de “traición a la revolución” lo acordado y acusó a la oposición de estar “ahora al mismo nivel del régimen de Al Bashir en su segunda versión”, convirtiéndose “en socio de todos los crímenes contra los sudaneses”.

Con Información de EFE

HVJ- JLR