Sismo en CDMX sorprende a mujer con bebé recién nacido en hospital

Médicos y personal de seguridad del hospital sacaron a los pacientes, incluso en camillas
Personal médico, pacientes y familiares del Hospital Obregón, en la colonia Roma. (Foto: Cuartoscuro)

Rodrigo Cruz acudió esta mañana a donar sangre al Hospital Álvaro Obregón de la Ciudad de México para una amiga que el fin de semana tuvo a su bebé.

Te recomendamos: Sin daños en hospitales del Valle de México tras sismo de magnitud 7.5

Mientras esperaba su turno comenzó el sismo de magnitud 7.5

Rodrigo Cruz, amigo de Citlalli, relató:

Todos los pacientes salieron llorando, la mayoría la reacción fue inmediata, inmediatamente los doctores salieron, eso sí, algunos otros sacaron a los pacientes, las camillas. Pacientes que estaban muy mal fueron los primeros en salir, bajaron piso por piso y al terminar cuando ya estaba mejor la cosa, subieron piso por piso; primero los últimos y hasta el último el primer piso”.

En el tercer piso de éste hospital se encontraba Citlalli.

Su bebé nació hace 2 días.

A la hora del sismo estaba saliendo de la regadera y la estaban ayudando a vestirse.

Su prima hermana, Deyanira fue quien la acompañó en todo momento.

Yo no podía con el suero, pues como tiene la cicatriz y todavía sigue delicada, no podía yo sola y un policía nos auxilió y fue el que nos ayudó a bajarla y ya hasta que logramos estar aquí. No sé cuánto tiempo estuvimos aquí, pero no me esperaba algo así. La verdad yo tengo mucho miedo a los sismos y mi hermana es la que me controla, entonces, esta vez no podía entrar en pánico porque yo tenía que ayudarla a ella y pensar en el bebé y en toda la situación, entonces, traté de estar lo más calmada posible hasta que ya nos reunimos aquí afuera con los demás”, contó Deyanira Serral de Cruz.

Después de un par de horas, acompañada por su mamá y con su bebé en brazos, Citlalli fue dada de alta y salió caminando del hospital.

Durante el sismo su principal preocupación fue su bebé.

Es que no lo veía, no lo tenía conmigo, entonces, sí estaba preocupada de dónde estaba, si ya estaban abajo o algo así, pero pues bueno, ya dijeron que sí, ya estaban resguardados y los tenían bien cubiertos, entonces, fue lo que me tranquilizó”, dijo Citlalli Serral de García.

Horas después pudieron reunirse nuevamente.

Gracias a Dios ya estamos bien los dos y ya nos podemos ir a casita a descansar”, expresó Citlalli Serral de García.

Con información de Cinthya Marín