Solsticio de verano congrega a miles de personas en Stonehenge

Miles de personas se congregan en el monumento de Stonehenge para recibir el solsticio de verano

Solsticio de verano en Stonehenge. (AP)

Miles de personas se dieron cita este viernes en el popular conjunto megalítico Stonehenge (al suroeste de Inglaterra) para dar la bienvenida al verano y contemplar el primer amanecer después del solsticio.

Te recomendamos: Existe un monumento con las instrucciones a seguir tras el apocalipsis

Kate Logan, la directora de la organización English Heritage (Patrimonio Inglés) de Stonehenge -organismo que gestiona las ruinas- señaló hoy a los medios locales que se trata “de uno de los acontecimientos más destacados del año” en esa popular área.

El ambiente ha sido estupendo, sociable, y cuando el sol salió la gente recibió el amanecer con aplausos”, dijo Logan.

El monumento es visitado anualmente por más de un millón de personas y otras miles acuden, cada año, a las ya tradicionales ceremonias que dan la bienvenida a los solsticios de verano y de invierno, según marca el ancestral calendario druida.

Cada 21 de junio, los congregados celebran el día más largo del año, en el que la luz solar podría prolongarse más de nueve horas.

Si bien el solsticio dura el día entero, el momento exacto en el que ocurre es cuando el sol alcanza el cénit sobre el hemisferio del Trópico de Capricornio. Ese fenómeno se produjo a las 3.52 GMT.

Stonehenge, situado en el condado de Wiltshire, se conoce como El Templo del Sol, y cuenta con aproximadamente 5000 años de antigüedad.

En 1986, ese conjunto megalítico fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco.

El 21 de diciembre de 2018 inició el solsticio de invierno, el cual marcó el inicio de la temporada más fría del año en el hemisferio del norte.

Durante esta época del año los días tienen menos horas de luz solar y se registran las temperaturas más bajas.

Por otra parte, Bolivia conmemoró este viernes el Año Nuevo Andino, Amazónico y del Chaco 5527, ahora reconocido como Día Internacional del Solsticio por las Naciones Unidas, en medio de una gran fiesta de ritmos y danzas típicas que se replicaron en distintos puntos del país.

Durante un discurso, el presidente boliviano, Evo Morales, destacó el reconocimiento del organismo internacional del solsticio de invierno celebrado por las culturas andinas asegurando que los pueblos originarios están con la “verdad” y con la “razón”.

El mandatario señaló que esa gestión ante la ONU fue un “trabajo conjunto” de Perú, Ecuador, Chile y Bolivia, que comparten esta tradición ancestral de sus pueblos originarios.

Foto: Bolivia conmemora el Año Nuevo Andino, Amazónico y del Chaco 5527, 21 de junio de 2019, Bolivia
Bolivia conmemora el Año Nuevo Andino, Amazónico y del Chaco 5527. (EFE)

Bolivia conmemora el Año Nuevo Andino, Amazónico y del Chaco 5527. (EFE)

El acto central de recibimiento del solsticio o de la fiesta del “Willka Kuti” fue en el centro arqueológico de Tihuanaco, situado a unos 80 kilómetros al oeste de La Paz, Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000.

También se efectuaron celebraciones similares en casi un centenar de sitios en las distintas regiones bolivianas como los valles, la amazonía y el chaco.

Los rituales comenzaron en la madrugada al son de ritmos típicos interpretados con tambores e instrumentos de viento, danzas autóctonas, además de rituales para la Pachamama o Madre Tierra realizadas por los amautas, que son los sabios de la religión andina.

Una gran wajta o mesa preparada con elementos simbólicos como pequeñas figuras que representan prosperidad y fetos de llama, a la que después se le prende fuego, se preparó en honor a la Pachamama.

El punto culminante de la festividad es cuando los cientos de congregados recibieron los primeros rayos del sol con las palmas extendidas que simboliza la recepción de las buenas energías para dar inicio a un nuevo ciclo agrario en el hemisferio sur.

Morales recibió las primeras energías en compañía del canciller del país, Diego Pary; la ministra de culturas, Wilma Alanoca; y los presidentes del Senado, Adriana Salvatierra; y de la Cámara de Diputados, Víctor Borda.

La celebración sirvió también para que Bolivia reciba de manos de Argentina la secretaría pro tempore del Qhapaq Ñan, nombre quechua de un antiguo sistema vial que se consolidó en los años 1.450 al 1.530 después de Cristo, durante el imperio Inca y que ejercerá hasta 2021.

Centenares de personas, sobre todo indígenas y turistas, estuvieron en Tiahuanaco desde la víspera del 21 de junio para recibir ese día los primeros rayos del sol.

En 2009, el Gobierno de Morales bautizó la fiesta como “Año Nuevo Andino Amazónico” y decretó que cada 21 de junio sea festivo nacional, y en 2017 las autoridades bolivianas agregaron la zona del Chaco a la celebración.

En sus trece años en la Presidencia boliviana, Morales ha celebrado el año nuevo aimara en Tiahuanaco, pero también en otros sitios como el fuerte de Samaipata, en la región de Santa Cruz (este); en el salar de Uyuni, en Potosí (suroeste), o en su pueblo natal, Orinoca, en el departamento andino de Oruro (oeste).

¿Cuándo empiezan las vacaciones de verano 2019 en México?

Con información de EFE

AAE

CARGANDO...