Con la sociedad civil es con la que hay que gobernar, dice Juan Pablo Castañón

Con la sociedad civil es con la que hay que gobernar

Con la sociedad civil es con la que hay que gobernar, dice Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador. (Twitter @cceoficialmx)

En respuesta a las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador, quien el pasado 21 de marzo dijo que desconfía de la sociedad civil, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, dijo en entrevista para FOROtv que es con la sociedad civil con la que hay que gobernar y no solo usarla para el voto.

“Hemos escuchado posturas de partidos políticos en donde la sociedad civil no tiene una relevancia trascendente. (…) Es con la sociedad con la que hay que gobernar y no solamente para obtener el voto y después olvidarse de ella, sino obteniendo el voto, trabajando con ella para poder mejorar en los intereses legítimos para México”, dijo.

Respecto al desplegado que este miércoles 21 organizaciones civiles publicaron titulado ‘Mucho de lo que ha cambiado en México fue primero exigencia y propuesta de la sociedad civil’, Castañón afirmó que se debe al proceso electoral en donde los distintos candidatos están dando sus opiniones y propuestas y les interesa mucho que se reconozca a la sociedad civil y lo que ha logrado en México en el avance de la democracia.

“Queremos que los distintos candidatos a la Presidencia de la República y los candidatos al Senado y la Cámara de Diputados reconozcan que, escuchando a la sociedad civil, participando responsablemente la sociedad civil, hemos avanzado en instituciones democráticas que hoy pues hacen tener un México más sólido y más firme y con una convivencia social que tiene un camino para seguir avanzando”.

Los diez puntos del desplegado fueron motivados porque han escuchado posturas de miembros de partidos políticos que hoy están en la disputa electoral en donde la sociedad civil no tiene una relevancia trascendente.

“Evidentemente queremos el reconocimiento de cualquiera de las corrientes políticas que aspiran a ser votados que tengan un reconocimiento por la sociedad civil organizada, porque es la sociedad la que los vota y es la sociedad la que tiene el derecho de participar responsablemente, pero participar, proponiendo, exigiendo y comprometiéndose también”.

Castañón reiteró que el desplegado tiene el propósito para seguir creciendo como país.

“Ni un paso hacia atrás, sino al contrario, cómo seguir construyendo un sistema democrático participativo que el México del siglo XXI merece. Y nosotros como organizaciones de la sociedad queremos seguir haciéndolo responsablemente. (…) Queremos que se reconozca la participación de la sociedad por lo que se ha logrado y todavía por un horizonte que podemos seguir avanzando”.

Por último, concluyó que hay políticos buenos y políticos malos.

“Los políticos buenos que responden a la sociedad, hay que reconocérselos porque los necesitamos para seguir construyendo México, necesitamos políticos honestos, capaces y sencillos que con toda transparencia pueda aceptar lo que la sociedad está demandando en reglas claras y parejas para todos, pero en un diálogo social importante, profundo y propositivo”.

¿Qué dice el desplegado firmado por 21 organizaciones civiles?

El desplegado ‘Mucho de lo que ha cambiado en México fue primero exigencia y propuesta de la sociedad civil’ dice lo siguiente:

México ha cambiado mucho durante las últimas décadas. Esta profunda transformación no podría explicarse sin el trabajo e incidencia de una red de organizaciones ciudadanas con una agenda tan diversa como los propios problemas nacionales.

Desconfiar de la sociedad civil equivale a despreciar la voluntad e iniciativa de mujeres y hombres que no se quedan pasivos ante la injusticia, la opacidad, el mal gobierno o la desigualdad.

Suponer que sólo la autoridad del presidente o del gobierno, sin la participación de los ciudadanos, puede encarar problemas como la inseguridad y la corrupción es una peligrosa ingenuidad que sólo agravará la crisis actual.

Más que suspicacia y recelo, el trabajo de la sociedad civil debería ser considerado como una aportación para diagnosticar y resolver los problemas colectivos. Sólo los regímenes autocráticos o los defensores del status quo pueden percibir la participación cívica como una amenaza al orden y la estabilidad.

Mientras exista en México un régimen de libertades democráticas habrá espacio para la sociedad civil, para sus exigencias y propuestas.

El desplegado describe los 10 cambios que primero fueron propuestas y exigencias ciudadanas:

  1. La creación del Instituto Federal Electoral y las políticas de paridad en el sistema electoral.
  2. La autonomía de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y del Banco de México.
  3. La reforma política de la Ciudad de México, sin la cual los habitantes de la Ciudad de México no podrían elegir a sus autoridades.
  4. La evaluación educativa y el servicio profesional docente basado en el mérito.
  5. La evaluación independiente de la política social y la creación del Coneval.
  6. La creación del INAI y la agenda de transparencia y rendición de cuentas.
  7. La reforma en Derechos Humanos y denuncias de violaciones graves a los mismos (Ayotzinapa, Tlatlaya o Tanhuato).
  8. La ley 3 de 3, la creación del Sistema Nacional Anticorrupción y la denuncia de grandes casos de desvío de recursos como los de Chihuahua, Nuevo León, Quintana Roo, Sonora, Veracruz o ‘La estafa maestra’.
  9. El amparo que condujo a la obligación de legislar en materia de publicidad gubernamental.
  10. La iniciativa de reforma legal para contar con una fiscalía verdaderamente independiente.

El desplegado fue firmado por ‘Mexicanos contra la corrupción’, la Coparmex, el Consejo Coordinador Empresarial, el IMCO, ‘México cómo vamos’, ‘México evalúa’ y ‘México unido contra la delincuencia’, entre otras organizaciones.

 

Con información de FOROtv

KAH

CARGANDO...