#CaravanaMigrante

Sin control, más de mil 500 centroamericanos ingresan a México

La travesía de los migrantes no fue fácil. (Reuters)

Este viernes se rompió el orden que en días pasados se vio en la frontera sur, cuando casi mil migrantes fueron registrados por migración y se les puso un brazalete en Ciudad Hidalgo, Chiapas.

Durante la madrugada otro grupo de más de mil 500 centroamericanos ingresó libremente sin ningún filtro de las autoridades.

“Todos migramos por eso porque hay una delincuencia muy perra y tenemos miedo”, dijo Marco Urbina, migrante hondureño.

“El objetivo de nosotros es llegar a Estados Unidos, si Dios lo permite, ponemos nuestras manos y nuestras vidas de todos los compañeros, es unirnos”, añadió José Canales, migrante de Honduras.

A las cuatro de la madrugada de este viernes, más de mil 500 migrantes centroamericanos ingresaron a México por el puerto fronterizo de Ciudad Hidalgo, Chiapas, que se encontraba abierto y sin la vigilancia de fuerzas estatales y federales.

“¿Cómo entraron ustedes a México?

“Bueno nos dieron la libertad para entrar, gracias a Dios que abrieron el portón ahí dieron pasen está libre para todos para la frontera””, explicó Jorge, migrante de Honduras.

A diferencia de los migrantes que ingresaron el pasado jueves de manera ordenada y que recibieron el brazalete de identificación para recibir una visa humanitaria, hoy no hubo controles ni pulseras.

“A unos se los pusieron de los que entraron primero y tuvieron que tirarse porque mucho tiempo esperar esos cinco días. El rumbo de nosotros es Estados Unidos, pero si no hay chance nos tendremos que quedar aquí en México trabajando”, apuntó Carlos, Migrante de Honduras.

Caminaron 37 kilómetros para llegar a Tapachula.

La travesía no fue fácil, algunos niños presentaban agotamiento y deshidratación.

“Que no los hagan caminar mucho porque pues ellos son más factibles que en algún momento dado la insolación les pegue”, dijo el paramédico, Omar Galván, mientras atendía una niña.

-¿Quién la acompaña?

“La familia ahí”, respondió Durky, un migrante de Honduras.

-¿Cuántos son?

“Nosotros somos seis cuatro hijos y tres sobrinos, toda la familia nos venimos”, indicó Durky.

Al llegar a Tapachula instalaron un campamento en el parque central “Miguel Hidalgo”.

“Lo que nosotros les queremos decir a esas personas es que respeten los procesos que México estableció para entrar a México y que sea de forma regular, ordenada y segura”, apuntó Pierre Marc Rene, vocero del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur)

Con información de Juan Álvarez, Francisco Santa Anna y Univisión.

LLH

CARGANDO...