Sepultan a Jessica, mujer que murió tras presunta agresión de la GN en Chihuahua

Este viernes fue sepultada Jessica Silva, la mujer que murió la noche del martes tras la presunta agresión de la guardia nacional cuando ella y su marido regresaban a su domicilio tras participar en las manifestaciones de la presa “La Boquilla”.

Te recomendamos: PRI y PAN, detrás de protesta en Chihuahua, insiste AMLO

Familiares, amigos y pobladores de Meoqui la despidieron en el panteón de “Estación Consuelo” con exigencias de justicia.

“Muy impactante para nosotros, muy doloroso, queremos justicia nada más, es todo lo que queremos, porque pues mi hija era una persona muy tranquila, trabajadora, muy de su hogar, ella se dedicaba a hacer pasteles”, dijo Justina Zamarripa, madre de Jessica.

Sobre la investigación de este caso, ya son 17 los elementos de la Guardia Nacional que están siendo investigados para deslindar responsabilidades.

“Pedir a la gente que, si van a haber manifestaciones, que están en todo su derecho que sean manifestaciones pacíficas, que no se utilice la violencia, y en la medida de lo posible no se dejen manipular”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El presidente López Obrador insistió la mañana del viernes que hay intereses políticos detrás de las manifestaciones de productores agropecuarios que se niegan a que se extraiga agua de la presa “La Boquilla” para entregarla a Estados Unidos.

“Ahora parecen como paladines de la soberanía, y no hubo nunca ningún problema, por eso considero que es un asunto político. El agua no la maneja el gobierno de Chihuahua, ni ningún gobierno local, de acuerdo a la Constitución tiene que ver con el Ejecutivo Federal, y las presas, ya lo dije, son instalaciones estratégicas”, reiteró López Obrador.

En la conferencia de prensa estuvo la directora de la Conagua, Blanca Jiménez, quien garantizó que hay agua suficiente para cubrir el próximo ciclo agrícola.

Hasta esta noche, las instalaciones de la presa “La Boquilla” en el municipio de San Francisco de Conchos, continúan tomadas por pobladores de la zona.

Desde anoche, la cabecera municipal y toda el área de ‘La Boquilla’, se quedaron sin energía eléctrica. Pobladores señalan que un grupo de personas no identificadas ingresó a la zona de turbinas de la presa, roció diésel y le prendió fuego. La CFE ya investiga estos hechos.

“Tuvieron unas afectaciones tanto al interior como al exterior de la casa de máquinas y el costo de estos equipos dañados, estimado es un costo superior a los 100 millones de pesos. Todo esto provocó el que más de 2 mil usuarios se quedarán sin energía, en lo que es ‘La Boquilla’ y otra población aledaña”, concluyó Carlos Andrés Morales Mar, director Corporativo de Operaciones CFE.

Con información de Carmen Jaimes y Francisco Javier Carmona

KAH