Hay señales contradictorias en el proceso de transición, dice René Delgado

Hay señales contradictorias en proceso de transición, dice René Delgado. (Notimex)

En el proceso de transición se ven señales contradictorias por el contexto en que ocurren, como la liberación de Elba Esther Gordillo, dijo el periodista René Delgado en la mesa de Despierta con Loret.

Delgado detalló que se viven días singulares y “quizás históricos”, pero de pronto hay señales contradictorias sobre la posibilidad o imposibilidad de reponer el horizonte nacional.

Lo ocurrido el día de antier, en particular en relación con el arranque oficial y formal del proceso de transición entre el gobierno saliente y el gobierno entrante, es bastante entusiasmador. Estuvieron ahí dos gabinetes, cuando antes la costumbre política lo ocultaba prácticamente hasta la víspera de la posesión. Eso me parece una novedad. Dos, me parece que fue muestra de civilidad e incluso fue muestra de reconocimiento del contrario sin ocultar las diferencias. Hubo también cortesía sin incurrir en hipocresía política, entonces de pronto esos signos entusiasman”.

Sin embargo, el periodista comentó que lo “que verdaderamente llama la atención” es el contexto en el que ocurren los hechos, ejemplo de ello es la liberación y aparición pública de Elba Esther Gordillo.

Me parece que el pretexto, contexto y texto con el que se reinserta en la política y reaparece en la vida pública Elba Esther Gordillo es una señal que de pronto asombra. Que despide un cierto tufo de venganza.  El pretexto fue que se presentaría públicamente el 20 de agosto y el contexto fue impresionante, arrancaba el periodo escolar y arrancaba el proceso de transición y el texto fue brutal: ‘el día que me liberaron, hoy se derrumba la reforma educativa’, de pronto ahí es donde uno ve señales encontradas”, dijo.

René Delgado señaló que Elba Esther Gordillo tiene “sus teclas blancas”, que sí le parece que sea una guerrera y traía ganas de fijar postura, sin embargo, no cree que colabore o empate metas con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Creo que van a hacer política no necesariamente del mismo lado. Sí requiere López Obrador un cierto equilibrio frente a la fuerza sindical, no gordillista, pero tampoco requiere una sobrecrecida Elba Esther Gordillo”.

Por último, afirmó que lo verdaderamente preocupante de este proceso político es la situación de los partidos políticos: PRI, PAN y PRD.

Ayer, de nuevo en un simulacro, se eligió a la única candidata inscrita para la dirección del PRI, se posterga así un año la renovación de esa dirección y la sombra sin cuerpo del primer priista de la República todavía los contiene. En el caso del PAN, el dirigente, senador electo, escucha a los senadores sin pretender ser coordinador, pero quiere saber qué es lo que van hacer, pero no explica que es lo que han hecho y el PRD pone una directiva rotativa en la coordinación de la Cámara de Diputados donde el primer agraciado es Ricardo Gallardo. Un impresentable. ¿Esos son los partidos que sostienen a la democracia balbuceante y al Estado de derecho tambaleante?”, concluyó.

Con información de Despierta con Loret

KAH