POLíTICA

Senadores leen en sesión diversos testimonios de mujeres violentadas y asesinadas

Desde la tribuna, la senadora Martha Márquez denunció así que ha sido víctima de violencia política de género por parte del dirigente nacional del PAN, Marko Cortés y fue una de las razones por las que renunció hace unos días a esa bancada

En el Senado de la República, las y los legisladores dieron lectura a diversos testimonios de violencia contra las mujeres en el marco del Día internacional para la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Te recomendamos: Senadores de oposición piden controversia constitucional contra acuerdo de AMLO sobre obras prioritarias

“Soy Adriana Arana, el pasado 12 de agosto, me asesinaron a tiros mientras circulaba sobre Viaducto en la Ciudad de México, dos hombres se me acercaron y dispararon, intenté huir herida, pero más adelante fallecí a bordo de mi vehículo. Mis homicidas están detenidos, el autor intelectual fue mi exesposo a quien denuncié por violencia familiar antes de mi feminicidio”, leyó Emilio Alvarez Icaza, senador de Grupo Plural.

Así inició la sesión de la Cámara de Senadores.

“Me llamo Ingrid Escamilla, tengo 25 años. Cuando fui asesinada en mi casa en la Ciudad de México el martes 11 de febrero de 2020 mi cuerpo presentaba múltiples laceraciones de arma blanca. El presunto feminicida es mi esposo, Erick Francisco N. de 46 años, quien fue encontrado con manchas de sangre ante mi cuerpo. Él declaró que lo provoqué y que me lo merecía”, leyó Mónica Fernández Balboa, senadora de Morena.

Desde la tribuna, la senadora Martha Márquez denunció así que ha sido víctima de violencia política de género por parte del dirigente nacional del PAN, Marko Cortés y fue una de las razones por las que renunció hace unos días a esa bancada.

“Como la que viví yo en el PAN, como la que viví cuando el dirigente nacional de Acción Nacional visitó mi estado y a pregunta expresa de un medio de comunicación, le pregunto sobre mis aspiraciones políticas y el prefirió negarlo, violencia política he sufrido en Aguascalientes y como aquí dice, tolerancia… (se le quiebra la voz y le aplauden) Hoy enfrento, hoy enfrento una demanda por violencia política (se le quiebra la voz)”, agregó Martha Márquez, senadora sin partido.

Afuera del pleno, un caso emblemático de violencia en contra de las mujeres narró de viva voz su testimonio.

María Elena Rios, saxofonista de Oaxaca, agredida con ácido, luego de una relación sentimental con el ex diputado priísta, Juan Antonio Vera.

“No soy la saxofonista agredida con ácido, mi nombre es María Elena Ríos Ortiz, de profesión comunicóloga y saxofonista, sí, me intentaron matar con ácido, pero yo no soy ese hecho para quedar bautizada de esta manera. Me quemaron como a tantas mujeres. Nunca se me olvidará cuando una legisladora paisana mía, cuando mi hermana le pidió ayuda para trasladarme a un hospital de aquí de la Ciudad le contestó: “¿qué? ¿y sabes tan solo cuánto cuesta una torta de ese hospital?” y hoy quiere ser gobernadora de mi estado”, explicó María Elena Ríos, saxofonista.

Senadoras y senadores fueron con ropa color naranja o llevaron algún accesorio de ese color que simboliza la erradicación de la violencia contra las mujeres.

El edificio del Senado también se iluminó de este color.

Con información de Claudia Flores

HAVJ