Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Senado de EEUU absuelve a Trump; no será destituido

Para que un presidente sea destituido, en Estados Unidos, se requiere de dos tercios de la votación
Noticieros Televisa FUENTE: agencia DESDE: CDMX, México
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. (Reuters)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue absuelto este miércoles en el Senado de los dos cargos de juicio político: abuso de autoridad y obstrucción al Congreso, dando fin a apenas el tercer proceso de este tipo en la historia estadounidense, el cual dividió al país, puso a prueba las normas cívicas y alimentó la tumultuosa contienda de 2020 rumbo a la Casa Blanca.

Te recomendamos: ¿Qué es ‘impeachment’ o juicio político?

De los 100 senadores, 52 declararon al presidente inocente de abuso de poder y 53 desestimaron que haya obstruido la labor del Congreso, los dos cargos en su contra aprobados el 18 de diciembre por la Cámara de Representantes controlada por la oposición demócrata.

La mayoría de los senadores expresaron sentirse incómodos con la campaña de presión de Trump a Ucrania que resultó en los dos cargos de juicio político. Pero los conteos finales estuvieron muy lejos de reflejarlo. Se necesitaba que dos terceras partes de los senadores votaran “culpable” para alcanzar el criterio constitucional de delitos y faltas graves para condenar y destituir al mandatario.

El resultado pone fin a meses de notables procedimientos de juicio político iniciados por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y culminados en el Senado, que preside el republicano, Mitch McConnell, reflejando la profunda división partidista en el país en el tercer año del gobierno de Trump.

Lo que inició como una solicitud de Trump a Ucrania de “hacernos un favor” se convirtió en un extenso reporte de 28 mil páginas recabado por investigadores de la Cámara de Representantes, en el que se acusa a un presidente estadounidense de involucrarse en una diplomacia cuestionable que ponía en riesgo las relaciones exteriores de Estados Unidos para beneficio personal y político, al presionar a un aliado para investigar a su rival demócrata, Joe Biden, en anticipación a los próximos comicios.

Ningún presidente ha sido destituido por el Senado en la historia del país.

Un Trump fortalecido políticamente había pronosticado su exoneración, y ha usado el veredicto como un himno político en su campaña de reelección. El presidente aseguró que no hizo nada malo, y tachó la investigación como una “cacería de brujas” y una “farsa”. También, dijo que se trata de una extensión de la pesquisa del fiscal especial, Robert Mueller, sobre la interferencia rusa en la campaña de 2016 por parte de sus opositores desde el comienzo de su mandato.

La votación del miércoles fue expedita. Con el magistrado presidente, John Roberts, al frente del juicio, los senadores que juraron hacer “justicia imparcial” se pusieron de pie junto a sus escritorios y uno a uno votaron “culpable” o “inocente”.

En el primer cargo de juicio político, Trump fue acusado de abuso de autoridad. Fue declarado inocente. En el segundo, obstrucción del Congreso, también obtuvo el veredicto de inocencia.

Sólo un republicano, Mitt Romney por Utah, el candidato derrotado del partido en los comicios de 2012, rompió filas con su partido.

Romney estuvo a punto de romper en llanto al decir que, basándose en su fe y su “juramento ante Dios“, votaría culpable en el primer cargo, abuso de autoridad. Dijo que votaría a favor del mandatario en el segundo cargo.

Tanto Bill Clinton, en 1999, como Andrew Johnson, en 1868, tuvieron apoyo bipartidista cuando mantuvieron el cargo después de enfrentar un juicio político. El presidente Richard Nixon presentó su renuncia en lugar de enfrentar un levantamiento de su propio partido.

Trump, quien anoche sacó pecho en su discurso anual sobre el Estado de la Unión, con marcados tintes electoralistas y con la vista puesta en los comicios del 3 de noviembre próximo, se mantuvo inactivo en Twitter, su vía favorita para lanzar mensajes, y hoy solo tuvo en su agenda una reunión con el presidente de Venezuela que reconoce su Gobierno, Juan Guaidó, que fue el invitado sorpresa de su discurso.

Con información de Noticieros Televisa y agencias.

RMT