Senado discutirá legalización de la marihuana entre protestas de consumidores

Los consumidores exigen que la aprobación de su consumo incluya: cultivo libre personal o asociado, posesión simple libre, trato digno y espacios públicos de consumo seguro, responsable y regulado.
Consumidores de marihuana amagan con tomar el Senado de la República (DANIEL AUGUSTO /CUARTOSCURO.COM)

Activistas advirtieron, el martes 17 de noviembre de 2020, que “tomarán” el Senado mexicano si los legisladores no incluyen sus demandas en el debate de la nueva Ley Federal para la Regulación del Cannabis que comienza este miércoles.

Te recomendamos: Argentina legaliza autocultivo de marihuana para uso medicinal

El movimiento es encabezado por Alfonso Jesús García, dirigente de la Federación de Organizaciones Mariguana Liberación.

“Ya vamos a marchar hoy, y mañana nos sumamos a otros grupos y tomamos el Senado, punto, ya no hubo respuesta, a menos que salgan y lleguemos a un acuerdo, que sea la mesa directiva la que lo acuerde”, expresó Alfonso Jesús García.

Los colectivos iniciaron una concentración este martes en la Estela de la Luz, en Paseo de la Reforma, donde también tenían programado protestar frente a la Secretaría federal de Salud.

De ahí, anunciaron una marcha hasta el Senado, donde exigen a los legisladores una ley con cuatro características: cultivo libre personal o asociado, posesión simple libre, trato digno y espacios públicos de consumo seguro, responsable y regulado.

Comisiones del Senado avalaron el viernes una iniciativa de ley que regula el consumo de marihuana con fines recreativos, en sustitución de un dictamen similar aprobado el pasado marzo pero que nunca llegó a votarse en el pleno.

El dictamen suprime los artículos de la Ley General de Salud y del Código Penal que prohíben el consumo lúdico de la marihuana, con lo que cumple una sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Asimismo, crea la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, que permitirá consumir marihuana con fines recreativos siempre que no sea delante de menores de edad.

También aumenta de 5 a 28 gramos la cantidad de cannabis que se puede poseer, autoriza cultivar cuatro plantas por persona y solo sanciona penalmente la posesión de más de 200 gramos de cannabis.

Aunque el proyecto incorpora puntos de vista de los activistas, aún lo consideran insuficiente.

“La petición que tenemos es que podamos presentar en parlamento abierto las correcciones al dictamen, el dictamen está técnicamente inviable, todos los artículos de la Ley General de Salud están equivocados”, expuso García.

La discusión del cannabis lúdico es debate desde noviembre del año pasado, cuando la Suprema Corte estableció que el Congreso debía regular su uso recreativo antes del 30 de abril por considerar inconstitucional su prohibición.

Sin embargo, los legisladores pidieron una prórroga por la pandemia de COVID-19 y el plazo definitivo se movió hasta el 15 de diciembre.

Pero los activistas han acusado a los senadores de ignorar sus peticiones e incluir normas que aún criminalizan y estigmatizan a los consumidores.

“De hecho tenemos una vieja demanda de que los consumidores podamos presentar una ponencia o estas correcciones en un parlamento abierto, lo que se nos ha negado”, afirmó García.

Con información de EFE

JPG