1. Prevención.
  2. Auxilio.
  3. Recuperación.

Prevención.

Permite una preparación para reaccionar en forma oportuna y tomar acciones dirigidas a controlar el riesgo, evitar o mitigar el impacto destructivo de los desastres sobre la vida y bienes de la población, la planta productiva, los servicios públicos y el medio ambiente.

Se realizan simulacros para verificar la organización de los equipos de trabajo y el estado del material disponible para atender una situación de emergencia.

Auxilio. 

Son las acciones destinadas primordialmente a salvaguardar la vida de las personas, sus bienes y la planta productiva y a preservar los servicios públicos y el medio ambiente, ante  la presencia de un agente destructivo.

Recuperación.

La recuperación es el proceso de reconstrucción y mejoramiento de la población y entorno afectado, así como, a la reducción del riesgo de ocurrencia y la magnitud de los desastres futuros.

En esta fase se apoya principalmente con las siguientes actividades:

  • Retiro de escombro y lodo; así como, la evacuación de mobiliario.
  • Evaluación de daños.
  • Recuperación provisional de las vías terrestres de comunicación (puentes metálicos).
  • Establecimiento de puentes aéreos para abastecer de artículos de primera necesidad.
  • Distribución de despensas y diversos artículos.
  • Restablecimiento provisional de los servicios básicos de agua, electricidad y comunicación.
  • Se continúa garantizando la seguridad en las zonas afectadas.

Aplican plan DN-III-E en Jalisco tras desbordamiento de río Apango; suman 2 muertos