Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Se disparan precios de jitomate, tomate y pechuga de pollo por heladas

De acuerdo con la Profeco, el alza de precios en varios productos ocurre cada año, en temporada de frío; se prevé que para marzo se regularicen
Noticieros Televisa FUENTE: notimex DESDE: CDMX, México
Jitomate. (Cuartoscuro, archivo)

Por las heladas, se dispararon entre 20 y 25% los precios del jitomate y el tomate, y un 16% el de la pechuga de pollo.

Te recomendamos: Preocupaciones por coronavirus siguen ‘golpeando’ al peso y BMV

El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield Padilla, reconoció que el tomate y jitomate bola han tenido un incremento de entre 20 y 25 por ciento, aunque “es estacional”, por las heladas.

En el marco del arranque del Operativo Cuaresma 2020, apuntó que “cada temporada de invierno sube el precio del producto y el mes más complicado es enero, entonces sube el precio en febrero por la cuestión de las bajas temperaturas que afectan la producción.

Este fenómeno “se presenta año con año, estamos seguros que para marzo estará otra vez bajando el precio. Ese es el único producto que tenemos detectado con alzas y variaciones en el precio”.

Y es que, el precio del jitomate bola se elevó en un rango que va de los 48 a 56 pesos por kilo, según si es en un supermercado o en un mercado, y el tomate verde alcanzó los 50 pesos el kilo.

El funcionario destacó que las causas del aumento de los precios de esos vegetales son las heladas que provocan una disminución en la producción, y “ante menos productos mayor precio, aunque espera que, para marzo, los precios se estabilicen”.

Otro caso es el precio de la pechuga de pollo deshuesada que se incrementó 16 por ciento, pues según el procurador Ricardo Sheffield “como cada año, hay un aumento en el precio, incluso la Secretaría de Economía está valorando abrir cupos de importación de pechuga de pollo de Brasil”.

Indicó que la Profeco vigila los precios y el aumento en la pechuga, no en todo el pollo, “ahí no hay incrementos”.

El aumento es porque también se incrementan los costos para el productor de pollo en invierno, “pues el que quiere mantener la producción tiene que elevar la temperatura donde guarda los animales y el que no lo hace le baja la producción con el frío”.

Además, dijo, en las ciudades está aumentando la demanda por la pechuga, “nos gusta más, en tanto que el precio de la pierna y muslo ha tenido una disminución del precio en 1.0 y 2.0 por ciento.

Afirmó que por ello para estabilizar los precios “así como Estados Unidos importa de otros lugares las pechugas, también México lo hará y por eso la importancia de abrir los cupos para la importación de pollo de Brasil”.

Con información de Notimex.

RMT