Confirman que sacerdotes asesinados en Taxco no tienen nexos con el crimen organizado

Sacerdotes asesinados en Taxco sin nexos con crimen organizado

Sepelio de sacerdotes asesinados en Taxco, Guerrero. (EFE, archivo)

El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, informó que después de profundizar en la investigación del asesinato de los dos sacerdotes, ocurrido en Taxco, el pasado 5 de febrero, se determinó que no pertenecen a ningún grupo delictivo como lo informó la Fiscalía de Guerrero.

“Los sacerdotes perdieron la vida por disparos de armas de fuego de grueso calibre, en la carretera Taxco-Iguala, después de haber salido de un baile-concierto al que acudieron numerosos asistentes, amenizado por el grupo musical llamado Bronco. Se ha determinado que los sacerdotes Germaín Muñiz García e Iván Añorve Jaimes se reitera, que no pertenecen a ningún grupo de la delincuencia organizada”, indicó Roberto Álvarez Heredia, vocero del Grupo de Coordinación Guerrero.

Álvarez Heredia dijo que durante el baile de la Feria de la Candelaria en Juliantla, los sacerdotes tuvieron un incidente con uno de los asistentes que se encontraba en estado de inconveniente, pero que este conflicto no lo ocasionaron los sacerdotes ni sus acompañantes, como se informó en un principio.

El vocero señaló que, al salir del baile, hubo una fricción entre algunos vehículos entre los cuales se encontraba el de los sacerdotes, después de esto ocurrió la agresión.

“Por peritajes y diversos testimonios se sabe que en el punto conocido como Soni Gas en la carretera Taxco-Tehuilotepec, un vehículo dio alcance a la camioneta en la que viajaban los hoy occisos y sus acompañantes, disparándoles sobre la misma trayectoria del vehículo agresor mientras hacía el rebase”, señaló Roberto Álvarez Heredia, vocero del Grupo de Coordinación Guerrero.

El vocero dijo que se han realizado importantes avances en la investigación, para poder determinar el móvil, y lograr la identificación de los agresores.

La conferencia del vocero ocurrió después de una reunión que sostuvieron el gobernador Héctor Astudillo Flores y autoridades eclesiásticas del estado donde se refrendó el compromiso del gobierno del estado para dar con los responsables.

“Un encuentro con el arzobispo de Acapulco, don Leopoldo González y con el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, que es el señor Salvador Rangel. Fundamentalmente, encontrar pronto a los responsables. Ese es el objetivo central. Encontrar a los responsables”, destacó Héctor Astudillo Flores, gobernador de Guerrero.

El encuentro se realizó a puerta cerrada en Casa Guerrero, la residencia oficial del gobierno estatal, en Chilpancingo.

Con información de corresponsales nacionales.

Rar

CARGANDO...