Rusia pide detención de implicado en narcoescándalo en embajada en Buenos Aires

Rusia pide detención de implicado en narcoescándalo en embajada Buenos Aires

Operativo permitió desmantelar banda de narcotráfico en la embajada rusa en Buenos Aires. (AP, archivo)

Rusia ha declarado en busca y captura a un exempleado de su embajada en Buenos Aires, Andréi Kovalchuk, cuarto implicado ruso en la red de narcotráfico que operaba desde la misión diplomática, informó este lunes la Justicia de este país.

Por su parte, el Servicio Federal de Seguridad Ruso (FSB) informó que la persona declarada en busca y captura por la Interpol es el organizador de la banda dedicada al contrabando de cocaína desde Argentina a Europa y se esconde en Alemania.

“En la actualidad se trabaja para procesar al organizador de ese grupo criminal, que está prófugo en Alemania y fue declarado en busca y captura internacional por la Interpol”, declaró el FSB en un comunicado.

El organismo confirmó que toda la operación para desmantelar esta red se hizo con la colaboración del propio FSB, el Ministerio del Interior ruso y la Gendarmería argentina.

“El pasado enero el tribunal declaró en busca y captura a Kovalchuk y le condenó a prisión en ausencia”, dijo hoy una portavoz del juzgado de distrito Tverskói de Moscú.

Según los medios locales, Kovalchuk trabajó en la misión diplomática rusa en Buenos Aires como miembro de personal técnico.

“El delito fue cometido por un grupo organizado. La investigación todavía no ha determinado cuáles eran todos sus miembros”, precisó hoy el Tribunal de Moscú al rechazar los recursos de los otros tres detenidos por el escándalo.

De acuerdo al FSB, otros tres nacionales de este país, identificados como Vladímir Kalmikov, Ishtimir Judzhamov y Ali Abyanov, exfuncionario de la legación, fueron arrestados en Moscú “con las manos en la masa” en diciembre de 2017, cuando recibían una parte del cargamento de cocaína.

Otras dos personas, de nacionalidad argentina, fueron detenidas en el país sudamericano por el mismo caso.

El Ministerio de Exteriores de Rusia elogió la semana pasada la colaboración entre las fuerzas de seguridad rusas y argentinas que permitió desmantelar una red de narcotráfico que operaba desde la embajada rusa en Buenos Aires, operación en la que fueron intervenidos 389 kilos de cocaína valorados en 50 millones de euros.

Por su parte, el número dos de la Cancillería rusa, Serguéi Riabkov, denunció hoy que las “especulaciones” sobre el caso en muchos medios de comunicación buscan desacreditar la labor de los diplomáticos de la misión rusa en el país sudamericano.

Riabkov expuso la visión de Moscú del escándalo, según la cual, un exempleado técnico de la embajada rusa en Buenos Aires “dejó en uno de los sótanos de la escuela de la legación un cargamento para transportarlo más tarde a Rusia”.

Una inspección iniciada por otros miembros de la legación diplomática permitió detectar en la carga “la presencia de sustancias estupefacientes”.

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, confirmó la semana pasada la información sobre este extraordinario caso difundida por la ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich.

Zajárova declaró que el cargamento en cuestión fue encontrado, listo para ser enviado, “en uno de los edificios auxiliares de la embajada rusa en Buenos Aires, destinado a viviendas y escuela, hace seis meses”.

Añadió que “gracias al trabajo eficiente del embajador ruso y los diplomáticos, la operación tuvo éxito”.

El operativo arrancó el 13 de diciembre de 2016, cuando el embajador ruso en el país, Viktor Koronelli, le trasladó a la ministra la “sospecha” que le había revelado un trabajador de la embajada de que en un anexo de ésta había doce maletas diplomáticas que contenían droga.

Con información de EFE

AAE

CARGANDO...