#Trump

Roger Stone, exasesor de Trump, niega acusaciones sobre trama rusa

Roger Stone obtiene libertad bajo fianza. (AP)

El asesor político republicano Roger Stone, acusado de siete delitos relacionados con la llamada “trama rusa”, afirmó este viernes que ha sido acusado “falsamente” y peleará en los tribunales y aseguró que no testificará en contra del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Me voy a declarar no culpable”, subrayó en medio de gritos y abucheos de manifestantes que pedían que “lo metan preso” y portaban pancartas donde se podía ver la imagen del presidente de Estados Unidos y de Rusia con la leyenda “hijo de Putin”.

Después de quedar en libertad bajo fianza de 250.000 dólares, Stone se presentó acompañado de su abogado, Grant Smith, ante un numeroso grupo de periodistas congregado a las afueras de los tribunales federales en Fort Lauderdale (a unos 40 km al norte de Miami), donde a primeras horas de la mañana fue detenido.

Exasesor de Trump se reunió con ruso por datos de Clinton

La jueza Lurana S. Snow concedió este viernes la libertad bajo fianza de 250.000 dólares al asesor político republicano Roger Stone, detenido por cargos relacionados con la llamada “trama rusa” que investiga el fiscal especial Robert Mueller, adelantaron medios locales.

Stone, que colaboró en la campaña del presidente Donald Trump para las elecciones de 2016, compareció hoy ante la jueza Snow, horas después ser detenido en su casa en esa ciudad del sureste de Florida en razón de las acusaciones formuladas contra él por un gran jurado.

Stone, de 66 años, está acusado de cinco delitos de declaración falsa, uno de obstrucción de procedimiento oficial y otro de manipulación de testigos, según el Departamento de Justicia.

Sonriente y con polo de color azul, Stone, de 66 años, se refirió a sí mismo como “uno de los más viejos amigos de Trump” y subrayó que como presidente está haciendo un “gran trabajo”.

Foto: Protestas contra Roger Stone, exasesor de Trump, Trama Rusa, 25 enero 2019, Florida, Estados Unidos
Protestas contra Roger Stone en Florida. (EFE)

Protestas contra Roger Stone en Florida. (EFE)

Al igual que hizo su abogado antes de que él hablara, Stone criticó la operación que montó el FBI (policía de investigación) para detenerle en su propia casa antes de que amaneciera.

Dijo que “no era necesario” haber enviado fuerzas especiales que “aterrorizaron a su esposa (de Stone) y a sus perros” y que hubiera bastado con una “llamada de teléfono”.

Stone criticó también al equipo al equipo del fiscal especial Robert Mueller, que investiga si hubo interferencias de Rusia en la campaña presidencial de 2016, porque, según dijo, mandaron un comunicado de prensa sobre su detección antes de notificarle a él.

Es una investigación “por motivos políticos”, subrayó.

Según medios locales, se trató de una audiencia para confirmar la identidad del acusado, quien compareció esposado y encadenado.

El exasesor de Trump dijo no tener pasaporte y la jueza estableció que, mientras este en libertad bajo fianza, solo podrá viajar para asistir a citas judiciales en Florida, Washington D.C. o Nueva York.

Agentes del FBI (policía de investigación) irrumpieron hoy en la casa de Stone en Fort Lauderdale cuando aún no había amanecido, según se pudo ver en unas imágenes exclusivas obtenidas por CNN.

El propio Stone, un personaje excéntrico con aspecto de “dandy” que se siente como pez en el agua en los medios, les abrió la puerta, según ese medio.

Senado de EU pide a asesor de Trump conservar documentos sobre Rusia

En los documentos judiciales de su caso se afirma que en el verano de 2016 Stone fue contactado por altos funcionarios de la campaña de Trump en relación con “futuras filtraciones” de la “Organización 1″.

La palabra WikiLeaks no aparece mencionada en esos documentos, pero se entiende que se trata de la organización liderada por el periodista australiano nacionalizado ecuatoriano Julian Assange.

“Después de que el 22 de julio de 2016 la Organización 1 divulgara correos electrónicos robados (del Comité Nacional Demócrata) se dio instrucciones a un alto funcionario de la campaña de Trump para que contactase con Stone con respecto a otras futuras

filtraciones y sobre otra información perjudicial que tuviera la Organización 1 sobre la campaña de (Hillary) Clinton”, señalan los fiscales en esos documentos.

“Stone, por consiguiente, habló con la campaña de Trump sobre futuras filtraciones de material perjudicial por parte de Organización 1”, agregan.

El documento acusatorio también señala que Stone “hizo deliberadamente declaraciones falsas y engañosas al Comité de Inteligencia del Senado”.

Con información de EFE

AAE

CARGANDO...