Reyes Magos llegan a través de paisanos y policías en Colima e Hidalgo

Gracias a donativos, varios niños de comunidades rurales pudieron recibir un regalo este Día de Reyes

Este día de Reyes Magos la generosidad de algunas personas hizo posible que los niños que menos tienen recibieran un regalo; en Colima e Hidalgo paisanos y policías fueron los encargados de llevar alegría a las comunidades.

Te recomendamos: AMLO revela qué le pediría en una carta a los Reyes Magos

Como cada año migrantes originarios de la localidad de El Chical, municipio de Coquimatlán, Colima, y que radican en California, Washington, San Francisco y Las Vegas en Estados Unidos, no se olvidan de sus paisanos y cada año viajan a su pueblo para regalar a todos los niños y jóvenes de la pequeña comunidad, comida, juguetes y diferentes artículos por el Día de los Reyes Magos.

“Todos los que estamos allá nos sentimos orgullosos de poder ayudar a nuestra gente, a nuestros paisanos, a nuestros niños, es que aquí hay mucha necesidad”, informó Maria Elena Lomelí, migrante y organizadora del evento.

“Y se acuerda uno de los que no tienen nada y ahí por eso también hay que convivir con toda la raza, si pudiera uno darle a todo México pues fuera mejor, pues ahí con lo poquito que se puede, uno que sientan gusto en su corazón”, agregó el migrante Aurelio Lomelí.

Meses antes, los migrantes originarios de El Chical, que viven en la Unión Americana, organizan una colecta y el dinero que se reúne lo utilizan para comprar piñatas, dulces, juguetes, postres, bebidas y comida.

“Hay cuatro ollas de pozole, cada olla contiene cinco kilos de maíz pozolero y este sí con chilito, limoncito, repollito”, platicó Marina Lomelí, habitante de El Chical.

De las aportaciones de los migrantes, cada habitante de la localidad recibe una pequeña aportación económica.

“La usaré para comprarle ropa y zapatos a la niña, es una ayuda muy grande”, comentó Isabel, habitante de El Chical.

Celsa, otra habitante de la comunidad, dijo que sabe que todos se cooperan en Estado Unidos para este día, lo cual “está muy bien, estamos muy agradecidos”.

“Que Dios los siga socorriendo a ellos para que sigan apoyando pues aquí a los niños”, dijo Ernestina, otra vecina de la comunidad.

Este año, debido a la pandemia por el Coronavirus, la reunión fue muy corta, a los asistentes se les repartieron cubrebocas y fueron ubicados por familias para evitar estar cerca de otros.

Gracias a que las remesas incrementaron pese a la contingencia sanitaria, muchos de los migrantes originarios de El Chical, han podido crear un patrimonio en sus lugares de origen, lo que les permitirá regresar muy pronto a México.

Policías en Hidalgo

Policías estatales de Hidalgo, recorrieron la sierra repartiendo juguetes y dulces, diciéndole a los niños que los Reyes les habían entregado los obsequios para repartírselos.

“Es la primera vez que nos dan una muñeca, ayudan a las demás personas que son pobres”, dijo emocionada la niña Angelique.

Niños de comunidades rurales de la sierra Hidalguense recibieron juguetes de manos de policías estatales, quienes recorrieron más de 100 kilómetros hasta la comunidad de Polintotla en Tianguistengo, Hidalgo, para ver sonreír a los pequeños en este Día de Reyes.

“Están muy bonitos,el aguinaldo porque traía muchas cosas y la muñeca está bonita, tiene lentes que se le quitan”, comentó Montserrat, otra niña beneficiada.

Semanas atrás, la Policía Estatal recolectó juguetes nuevos, los desinfectó y luego de identificar las zonas de menor riesgo de contagio de COVID-19 y bajo un protocolo sanitario, acudió con las camionetas repletas de detalles hasta las familias de escasos recursos que en otros años se han quedado con la ilusión de recibir un regalo.

“La verdad les agradecemos mucho porque a veces no hay para darles a todos estas cositas, yo la verdad no he podido darles ni un regalito, soy su abuelita de las niñas y es mi sobrina, pero pues ahí está conmigo”, dijo Reyna Lagos.

“Cuando nos acercamos les decimos que es esta parte sensible, que queremos trabajar con ellos, que simplemente queremos donarles algo pues las cosas cambian, nos bendicen, nos agradecen y la gente queda muy agradecida, muy contenta”, finalizó Ariadna Rocío Martínez, titular de la Unidad para la Prevención, Protección y Atención de la Violencia de Género de la Policía Estatal Hidalgo.

Fue así como decenas de niñas y niños fueron sorprendidos con muñecas, carros, peluches, pelotas y cientos de juguetes más donados por los mismos elementos de la Policía del Estado de Hidalgo, quienes este 6 de enero ayudaron a Melchor, Gaspar y Baltazar a repartir alegría.

Con información de Bertha Reynoso y Bertha Alfaro

DMGS