Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Reyes de España visitan a víctimas del atentado terrorista de Barcelona

Noticieros Televisa FUENTE: ap DESDE: BARCELONA, España
Los reyes de España visitan los heridos en el Hospital del Mar de Barcelona (Reuters)

Los reyes de España visitaron el sábado a las víctimas de un ataque terrorista en Barcelona que se recuperan en hospitales de la ciudad. Un video colocado en la cuenta real en Twitter muestra al rey Felipe VI y la reina Letizia visitando a los pacientes y hablando con personal médico en el Hospital del Mar.

La pareja real visitó a una familia cuyos dos hijos y el padre se recuperan de heridas sufridas cuando una furgoneta arremetió contra la muchedumbre en el famoso paseo de Las Ramblas, matando a 13 personas e hiriendo a 120 el jueves.

Otro ataque unas horas más tarde en la ciudad vecina de Cambrils mató a una persona e hirió a cinco el viernes por la madrugada.

El sábado, los servicios de emergencia de Cataluña dijeron que 54 personas seguían hospitalizadas, 12 de ellas en estado grave, a causa de los dos ataques.

POLICÍA CATALANA REALIZA BÚSQUEDA DE ISLAMISTA

La policía catalana confirmó que las operaciones de búsqueda de miembros de la célula islamista que lanzó los ataques de esta semana se centran en Younes Abouyaaquoub, un marroquí de 22 años.

El portavoz policial Albert Oliva dijo que la policía ha realizado nueve allanamientos de apartamentos en Ripoll, la norteña ciudad catalana donde vivían Abouyaaquoub y otros miembros de la célula.

“Confirmamos que estamos buscando a la persona” identificada por la prensa, dijo Oliva el sábado. Los medios españoles nombraron a Abouyaaquoub como presunto líder de la red y chofer de la furgoneta que atropelló a peatones en Barcelona.

La policía francesa realizaba el sábado controles de seguridad extraordinarios en la frontera con España, mientras las autoridades buscan a un fugitivo que habría participado en el doble ataque extremista de Cataluña.

Durante la mañana del sábado no se realizaron detenciones, según un funcionario de seguridad francés que describió los controles en la frontera, que funcionaba con normalidad, como rutinarios siempre que un país vecino advierte un riesgo potencial.

Las autoridades españolas señalaron una furgoneta Kangoo que se cree que fue rentada en España por un sospechoso en los ataques del jueves, y que podría haber cruzado a Francia, explicó otro funcionario galo.

Ambas fuentes no estaban autorizadas a identificarse por su nombre.

En los múltiples pasos fronterizos en las sinuosas carreteras que cruzan los Pirineos, los gendarmes dieron el alto a ciertos vehículos para comprobar la identidad de sus conductores y el contenido de los autos. Su principal objetivo son las furgonetas, los camiones y los vehículos utilitarios.

La policía catalana dijo el sábado que estaba realizando explosiones controladas en la localidad donde una célula extremista planeó los ataques de Barcelona y Cambrils.

En un mensaje en Twitter, los Mossos D’Esquadra, pidieron a los residentes de Alcanar que no se alarmen por las detonaciones que puedan escuchar en el pueblo, donde se cree que los extremistas alquilaron una casa para preparar los ataques.

La vivienda quedó destruida en una explosión aparentemente accidental el miércoles. La policía cree que la deflagración impidió un ataque más letal con explosivos y obligó a los radicales a utilizar vehículos más “rudimentarios” en su lugar.

Representantes de los gobiernos de España y Cataluña se reúnen el sábado para determinar el nivel de alerta antiterrorista para el país y la región nororiental luego de los ataques extremistas que sacudieron Barcelona y la localidad turística de Cambrils.

Tras los ataques registrados el jueves por la tarde y en la madrugada del viernes, que causaron al menos 14 muertos y más de un centenar de heridos, España está en el nivel cuatro de alerta de una escala de cinco, un grado que podría movilizar al ejército.

Según las autoridades, los ataques fueron obra de una célula terrorista de gran tamaño que llevaba tiempo planeando las agresiones en una vivienda en la localidad de Alcanar, a 200 kilómetros (124 millas) de la costa de Barcelona.

Josep Lluis Trapero, comisario jefe de la policía catalana, los Mossos D’Esquadra, dijo el sábado que una explosión de gas butano en la vivienda, aparentemente accidental y en la que falleció una persona, pudo haber evitado que los radicales llevasen a cabo un ataque más devastador.

HVI