Reunión de FMI acerca posiciones entre EU y China ante tensión comercial

La reunión primaveral del Fondo y del Banco Mundial (BM), que comenzó el lunes y se prolongará hasta el domingo en Washington (Getty Images)

La asamblea de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) ayudó a acercar posiciones entre EE.UU. y China, las dos mayores economías del mundo, que se encuentran inmersas en una coyuntura de tensión comercial.

De hecho, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, afirmó hoy que está considerando un posible viaje a China para tratar de rebajar el enfrentamiento comercial entre ambos y se mostró “prudentemente optimista” en alcanzar un acuerdo.

“Un viaje está bajo consideración. No voy a hacer un comentario acerca del momento, ni tengo nada confirmado”, dijo Mnuchin en una conferencia de prensa en Washington tras participar en la asamblea de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Leer: España rechaza aranceles de Trump e insta a la UE liderar el libre comercio

Mnuchin aseguró ser “prudentemente optimista” de que se pueda llegar a un acuerdo con Pekín, un paso muy importante para los dirigentes del FMI, que han estado toda la semana abogando por un acercamiento entre las dos potencias.

Las tensiones entre Estados Unidos y China, tras el anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, de aplicar medidas proteccionistas como la imposición de aranceles a importaciones y las posteriores represalias anunciadas por Pekín, han hecho sonar las alarmas de guerra comercial.

Ante esta hipotética guerra comercial, el discurso desde el FMI ha tratado de rebajar la tensión y ha dibujado una retórica favorable al libre comercio y contraria al proteccionismo, corriente seguida por Trump desde su llegada a la Casa Blanca.

En este sentido, la directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, señaló hoy que su “preocupación principal” es que la tensión comercial entre Estados Unidos y China baje antes de que tenga efectos severos sobre la economía global.

“Mi preocupación principal es que se resuelvan esos problemas (tensiones comerciales) antes de que obstaculice el crecimiento económico global”, apuntó la ejecutiva en la rueda de prensa del Comité Financiero y Monetario Internacional (IMFC), órgano del FMI, en Washington.

Lagarde aseguró que durante la reunión primaveral del FMI hubo un “impulso importante” hacia el diálogo para solucionar la presión comercial entre dos de las economías más importantes del mundo.

“Vamos a continuar con este diálogo de forma pacífica, discreta. No lo vamos a hacer necesariamente en presencia de la prensa o mediante comunicados. Vamos a trabajar basándonos en el libre comercio, en sus reglas y en la de las instituciones internacionales”, comentó la ejecutiva.

Leer: China llama a la OMC a oponerse a imposición de aranceles de EU

En este sentido, Lagarde volvió a parafrasear al ex primer ministro británico Winston Churchill (1874-1965), tal como hizo este martes, y dijo que “hablar-hablar es siempre mejor que guerra-guerra”.

La directora del Fondo constató la preocupación de los representantes y líderes económicos que se reunieron esta semana en la capital estadounidense, al asegurar que “todos los países están intentado fomentar y apoyar libre comercio” ante las medidas proteccionistas de Trump.

A lo largo de la semana, numerosos cargos económicos de varias naciones e instituciones han cargado también contra los gravámenes del Gobierno estadounidense y han pedido que se reconsidere esa posición desde el Despacho Oval.

“El proteccionismo es realmente doloroso por varios motivos: por sí mismo, por el clima que genera y por el mensaje que envía a los mercados”, señaló este viernes el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

En la presentación de su informe de “Perspectivas Económicas Globales”, el Fondo llegó a alertar de que estas disputas comerciales “amenazan con socavar la confianza y descarrilar el crecimiento global de manera prematura”, en un momento de “positiva y generalizada” expansión económica, con un 3.9 % estimado para 2018 y 2019.

Sin embargo, después del anuncio del secretario Mnuchin parece que uno de los principales objetivos de este encuentro, rebajar el tono del intercambio de golpes entre estadounidenses y chinos, se ha cumplido.

La reunión primaveral del Fondo y del Banco Mundial (BM), que comenzó el lunes y se prolongará hasta el domingo, congrega en Washington a los principales líderes económicos mundiales de sus 189 países miembros para analizar los desafíos globales.

Con información de EFE

JLR

CARGANDO...