Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Responden mensaje en botella 9 años después de enviado

Max Vredenburgh dice que puso la carta en una botella de vino hecha de cristal que lanzó al agua en la playa Long Beach de Rockport en agosto de 2010
Noticieros Televisa FUENTE: ap DESDE: ROCKPORT, Estados Unidos
Alguien llamado "G. Dubois" halló la botella en una playa del sur de Francia, el 10 de octubre. 12 de noviembre de 2019 (Twitter @OnlyInBOS)

Un estudiante universitario de Massachusetts, Estados Unidos, recibió respuesta a un mensaje que arrojó al océano en una botella cuando tenía 10 años.

Te recomendamos: Tormenta invernal congela a EU, el frío se extiende hasta Texas

Max Vredenburgh, quien se encuentra en su segundo año en la Universidad Suffolk, dice que puso la carta en una botella de vino hecha de cristal que lanzó al agua en la playa Long Beach de Rockport en agosto de 2010.

El padre de Vredenburgh le envió un mensaje de texto el viernes para decirle que había recibido una carta de alguien llamado “G. Dubois” que halló la botella en una playa del sur de Francia el 10 de octubre.

Vredenburgh, de 19 años, publicó el viernes fotografías de las cartas en su cuenta de Twitter, 12 de noviembre de 2019 (Twitter @OnlyInBOS)

En su misiva, Vredenburgh enlistaba algunas de sus cosas favoritas, incluidas las manzanas, la playa y el espacio sideral. También solicitaba que quien recibiera la carta “por favor le escriba al remitente”.

Vredenburgh, de 19 años, publicó el viernes fotografías de las cartas en su cuenta de Twitter.

Extraña langosta azul es recibida en un restaurante; en vez de cocinarla, la donan a acuario

El pasado 15 de junio, un restaurante recibió en su pedido de langostas una muy particular, de color azul. En lugar de cocinarla, decidieron donarla a un acuario.

En Eastham, Massachusetts, el dueño de un restaurante, Nathan Nickerson III, no podía creer lo que veía: en su pedido de langostas venía una que no era roja, sino azul.

El propietario del Arnold’s Lobster and Clam Bar decidió tener en exhibición al insólito animal dentro de su establecimiento por una semana y posteriormente lo donará a un acuario. Con esta medida espera que las nuevas generaciones se entusiasmen por conocer la vida marina. “Quizá un niño podría convertirse en el próximo biólogo marino”, dice.

Un acuario en St. Louis será el afortunado en recibir a la langosta azul.

Nickerson aseguró que mantendrá vivo al crustáceo, de modo que no cree que sea buena idea devolver la langosta al mar, ya que no cree que existan en la región las condiciones para su supervivencia.

No hay lugar para que la langosta se esconda. Ellas prefieren fondos (de mar) rocosos, y además hay cientos de trampas para langostas ahí. Estoy seguro que la atraparían de nuevo.

De acuerdo con datos de la Universidad de Maineuna de cada 2 millones de langostas es azul. Estos animales tienden a ser de color rojo o de un tono entre verde y café.

El color azul de las extrañas langostas se debe a una mutación que aumenta en exceso la producción de una proteína que le da el tono azul, según la investigación de Maine.

Con información de AP

AAS