Se complica para los republicanos terminar con el Obamacare

Protesta en Denver, EU, a favor del Obamacare

Protesta en Denver, EU, a favor del Obamacare. (AP, archivo)

“Para ser claros, a partir de los eventos que están dentro de nuestro control y aquéllos que no controlamos, no tenemos los votos”.

Con estas palabras, los senadores del Partido Republicano anunciaron el 26 de septiembre su cuarto fracaso en su intento por eliminar el Obamacare.

Eliminar la ley general de salud fue una de las principales promesas de campaña de Donald Trump, pero en siete meses no lo ha conseguido.

“Lo vamos a conseguir. A mis colegas republicanos (les digo que) vamos a cumplir nuestra promesa de derogar y reemplazar (el Obamacare)”, señaló el senador republicano Lindsey Graham.

Aunque los republicanos tengan la mayoría en el Senado, aprobar la reforma por sólo 51 votos ha dejado de ser una opción, pues este mecanismo puede utilizarse sólo una vez por año fiscal, que terminó este 30 de septiembre.

Para 2018 los republicanos han adelantado que lo usarán para aprobar otra de las promesas de Trump: la reforma fiscal.

Así, la reforma de salud deberá aprobarse con un mínimo de 60 votos. Aun contando a los tres senadores republicanos que se han negado a apoyar la reforma, el partido sólo suma 52 legisladores en el Senado, por lo que necesitarán ganarse el apoyo de al menos una decena de demócratas.

Los republicanos dijeron que volverán a intentarlo después de que se apruebe la reforma fiscal, aunque no han adelantado cuál será su estrategia, pues hasta ahora ningún demócrata ha apoyado acabar con el programa.

Analistas y medios como The Atlantic, CNN y Bloomberg han advertido que pese a no haber podido eliminar el Obamacare en el Congreso, el gobierno de Donald Trump ha iniciado una campaña de “sabotaje interno”.

El gobierno federal ha tomado medidas que perjudicarán el crecimiento en el número de afiliados, lo que incrementará el costo del seguro, según los analistas.

El Departamento de Salud no enviará a sus directores regionales a los eventos de registro durante el resto del año, lo que provocó que algunas organizaciones estatales cancelaran los eventos.

Por orden federal, este periodo de registro será solo de 45 días, cuando en años anteriores duraba más de tres meses.

El gasto en publicidad también se redujo un 90%, argumentando necesidades de ahorro.

Al mismo tiempo, el Departamento de Salud ha puesto en circulación videos que atacan directamente al Obamacare, señalando entre otras cosas que la ley atenta contra “la libre empresa” en Estados Unidos.

Si estos factores hacen fracasar el Obamacare, las encuestas señalan que el 61% de los electores culparía al gobierno de Trump, y no al de Obama

Aún así, Trump insiste en que lo mejor será dejar que el Obamacare “explote”.

“Lo mejor que podemos hacer políticamente es dejar que el Obamacare explote. Está explotando justo ahora”, dijo Trump.

Con información de Fernando Rodríguez.

 

AAE

 

 

CARGANDO...