Jefe militar en España renuncia por violar protocolo para vacunarse contra COVID-19

El general Miguel Ángel Villaroya presentó su renuncia para no perjudicar la imagen pública de las Fuerzas Armadas españolas
El jefe del Estado Mayor de la Defensa, el general del Aire Miguel Ángel Villarroya Vilalta (d) durante su toma de posesión. (Foto: EFE)

El jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) de España, el general Miguel Ángel Villaroya, máximo mando militar del país, dimitió este sábado tras conocerse que se vacunó contra la COVID-19 saltándose el protocolo establecido por las autoridades, que establece prioridad para los ancianos de las residencias de mayores y los sanitarios que trabajan con ellos.

Te recomendamos: Una abuelita de 96 años recibe la primera vacuna contra el COVID-19 en España

Villaroya presentó su solicitud de cese a la ministra española de Defensa, la socialista Margarita Robles, para “no perjudicar” la imagen pública de las Fuerzas Armadas, según señala en un comunicado el Ministerio español.

La nota explica que las decisiones tomadas recientemente por el general “nunca han pretendido aprovecharse de privilegios” pero, a fin de “evitar que se deteriore la imagen pública de las Fuerzas Armadas”, ha presentado su dimisión.

Este caso es uno de los tantos que esta semana ha generado una creciente polémica en España, al hacerse públicos los nombres de políticos y representantes municipales e institucionales que han accedido a las vacunaciones sin estar todavía en los supuestos previstos para ser inoculados.

Estos hechos coinciden con una situación muy crítica en el país, con la tercera ola del virus generando un pico de contagios que amenazan con colapsar los hospitales y las ucis de nuevo, e incluso se teme un impacto superior sobre la población al de la primera ola, hace casi un año.

El Ministerio de Sanidad español notificó este viernes 42,885 nuevos positivos, lo que eleva los casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia hasta los 2,499,560, y ahonda en el choque entre el Gobierno central y las administraciones regionales sobre las medidas a tomar.

Según los datos de Sanidad, ayer se contabilizaron 400 fallecidos más, con lo que el país alcanza los 55,441 decesos por coronavirus entre sus cerca de 47 millones de habitantes.

Con información de EFE.

RAMG