Regresan de Guatemala médicos mexicanos, tras erupción volcánica

Regresan de Guatemala los médicos mexicanos desplegados tras la erupción del Volcán de Fuego; 6 guatemaltecos fueron trasladados y atendidos en México por las quemaduras que sufrieron.

En un comunicado, las secretarías de Relaciones Exteriores, de Gobernación y de Salud informan que la misión de apoyo médico concluyo el pasado 22 de junio.

Las Unidades Médicas Móviles (UMM) que envió la Secretaría de Salud tras la erupción del Volcán de Fuego llegaron el pasado 9 de junio y otorgaron atención médica general, obstétrica, dental y oftalmológica, así como de promoción de la salud y prevención epidemiológica.

La labor humanitaria de las UMM se centró en el departamento de Escuintla, según el informe. En esa región de Guatemala atendieron a damnificados en los albergues con mayor población: la escuela “José Martí” y el instituto “Simón Bergaño y Villegas”. También instalaron un puesto de atención médica activo las 24 horas en el gimnasio municipal “Dr. Abner Casasola”.

Damnificados del Volcán de Fuego en Guatemala (AP)

Las UMM efectuaron siete mil 895 acciones de promoción y prevención a la salud, realizaron 583 intervenciones odontológicas y mil 111 consultas médicas, se atendieron principalmente: infecciones respiratorias agudas, parasitosis, enfermedades crónico-degenerativas, dermatosis y enfermedades diarreicas agudas.

Tres médicos, tres enfermeras, tres promotores, dos odontólogos, una supervisora y un director del Centro Operativo para la Atención de Contingencias conformaron estas unidades médicas móviles para otorgar, a nombre de México, en la atención a los ciudadanos guatemaltecos afectados.

La labor de las UMM se suma al apoyo de México con el traslado de 6 pacientes graves al Centro Nacional para Investigación y Atención de Quemados (CNIAQ) para su atención médica.

En esta misión de apoyo colaboraron la Secretaría de Relaciones Exteriores, a través de la Embajada de México en Guatemala y de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) y la Coordinación Nacional de Protección Civil de la Segob, que gestionaron el apoyo de la Secretaría de Marina y de la Policía Federal para su movilización desde Guatemala a la Ciudad de México, y las facilidades del Grupo Cóndores del gobierno de la CDMX, para el trayecto del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México al CNIAQ, así como la labor de los médicos especialistas en aeromedicina del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) del Estado de Puebla.

Con información de SRE, Segob y SS

MLV