Ver ahora

Recuperan figura de la Virgen de Guadalupe desaparecida una década en el Río Santa Catarina

La figura fue levantada ante la mirada de decenas de personas que no paraban de cantar y rezar.

Concluyeron los trabajos de una semana para recuperar la figura de la Virgen de Guadalupe, que permaneció desaparecida durante 10 años en el lecho del Río Santa Catarina, en Monterrey, Nuevo León.

Te puede interesar: Virgen de Guadalupe que estaba perdida hace 10 años reaparece tras paso de huracán Hanna por Monterrey

“Están haciendo ahorita las últimas maniobras, es donde están asegurando la estructura para evitar que pueda sufrir algún daño, es una estructura que estuvo más de 10 años bajo el agua”, comentó Adrián de la Garza, alcalde de Monterrey.

Poco después de las 12 de la noche, unos 10 trabajadores apoyados con una grúa removieron la imagen de 13 metros de altura y unas 10 toneladas de peso, que apareció entre el agua y rocas durante el paso del ciclón “Hanna” el pasado 26 de julio.

La figura fue levantada ante la mirada de decenas de personas que no paraban de cantar y rezar.

Por algunos minutos, la imagen fue puesta en el lecho del río para que los fieles pudieran tocarla. quienes no la pudieron ver, se bañaron en el agua del río

“Pero vine aquí a visitar donde estaba la virgen, pero ya no alcanzamos aquí donde estaba, pero rezándole a Dios y a la Virgen para que me pueda componer pronto”, dijo Jesús, un fiel.

“Muchisímas ganas que tenía de estar aquí con la virgen, ofreciéndole este salmo. A mí me encanta cantar las alabanzas para la santísima madre para que con su santísimo poder ella siempre nos llene de bendiciones, destacó la señora Jovita.

“Pues yo voy a llevarme agua, las piedritas, unas piedritas para tenerlas ahí en la casa, para acordarme siempre, más seguido de la Virgen”, comentó Alicia Martínez, una ciudadana.

Una grúa ayudó a extraer la figura para colocarla en la plataforma de un tráiler localizado en la avenida constitución que la transportó hasta Escobedo, donde será reparada.

“Llegó a las 5 y media de la mañana, una bendición dados los tiempos que vivimos la gente está encantada, yo estoy seguro que el equipo que formemos para trabajar en ella lo va a hacer más que con amor para sacar las cosas adelante”, indicó Enrique Montemayor, gerente de Aceros del Toro.

La arquidiócesis de Monterrey ya solicitó los permisos para colocar nuevamente la imagen en los márgenes del río, donde se encontraba desde 1990, hasta que desapareció tras el paso del huracán “Alex” en 2010.

“Creo que todos hemos visto con mucha esperanza encontrar algo, que pensábamos que yo no íbamos a ver jamás; falta ver la factibilidad técnica que por supuesto hay que consultar a muchos expertos, pero ese es el deseo”, señaló el padre José Raúl Mena, encargado de Arte en la Arquidiócesis de Monterrey.

Con información de Edgar Martínez.

LLH