Rechaza Suprema Corte de Justicia de la Nación proyecto para despenalizar el aborto en Veracruz

El proyecto del ministro Juan Luis González Alcántara habría permitido, por primera vez, ordenar a un Congreso local reformar leyes para despenalizar el aborto
Previo a la discusión de esta tarde, grupos Provida se manifestaron frente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que con cuatro votos en contra y uno a favor rechazó declarar ilegal el aborto en Veracruz. (Foto: Cuartoscuro)

Con cuatro votos en contra, la Suprema Corte de Justicia de la Nación rechazó el proyecto que obligaba al Congreso de Veracruz a modificar el Código Penal del estado para despenalizar el aborto.

Te recomendamos: Congreso de Guanajuato rechaza en comisiones la despenalización del aborto

La discusión ocurrió en una sesión virtual en la que se expuso el proyecto del ministro Juan Luis González Alcántara, que revisaba un amparo otorgado por un juez federal en Xalapa para reformar el Código Penal de Veracruz y despenalizar el aborto en la entidad.

Votaron en contra las ministras Norma Lucía Piña Hernández y Margarita Ríos-Farjat, así como los ministros Jorge Mario Pardo Rebolledo y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena.

Previo a la discusión, la exministra y actual secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero señaló que ninguna mujer debería enfrentar un proceso penal a causa del aborto.

“Mi opinión la conocen y la han conocido desde hace muchos años y esta es que la mujer no debe enfrentar un proceso penal por haber tomado una decisión de esa naturaleza, simplemente es reciminizarla”, dijo Sánchez Cordero.

La resolución de esta tarde habría sido histórica, pues hubiera significado que por primera vez, por orden del máximo tribunal del país, un Congreso Local —el de Veracruz— tendría que reformar sus leyes para despenalizar el aborto. En pocas palabras, la Corte hubiera invalidado un código penal estatal por criminalizar el aborto.

La decisión habría abierto la puerta a la despenalización del aborto en otros estados del país.

“La falta de reforma de dichos preceptos genera un estado de cosas inconstitucional, al no cumplir con imperativos convencionales de rango constitucional, que en última instancia se traduce en una violación a los derechos humanos de las mujeres”, señala el proyecto del ministro González Alcántara.

En México, solo la Ciudad de México y Oaxaca permiten la interrupción legal del embarazo hasta las 12 semanas de gestación. No obstante, en todos los estados del país está autorizado en casos de violación y en la mayoría por riesgos a la salud de la madre.

Chocan en redes posturas a favor y en contra

Previo a la discusión de esta tarde, las etiquetas #AbortoLegalYa, #CorteAbortoNo y #MéxicoEsProVida se volvieron tendencia en redes sociales.

Incluso, asociaciones que promueven la familia tradicional y el parto protestaron en el Zócalo de Ciudad de México, donde rechazaron los argumentos constitucionales que respaldan la interrupción legal del embarazo.

Los manifestantes presumieron del respaldo de políticos del derechista Partido Acción Nacional (PAN) y de CitizenGO, una plataforma conservadora de origen español.

“De ser aprobado el proyecto abortista en la primera sala de la SCJN, se cometería una suprema injusticia a los seres humanos más débiles”, afirmó el Frente Nacional por la Familia, que se opone a los movimientos feministas y LGBT.

En tanto, activistas mexicanas respondieron con un “pañuelazo virtual” en el que las mujeres están subiendo fotografías con un pañuelo verde, asociado al movimiento que nació en Argentina.

“Hoy muchos grupos, muchas autoridades, se pronuncian cuando no los hemos visto en esta lucha para mejorar las condiciones de niñas y mujeres ante embarazos forzados”, denunció en rueda de prensa María de la Luz Estrada, coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

Con información de Noticieros Televisa y EFE

AOV