¿Qué originó el conflicto en Cataluña?

Crisis financiera de 2008 en España y los recortes al gasto público alimentaron el sentimiento separatista en Cataluña

Foto: Miles protestan en las calles de Cataluña. Reuters

Miles protestan en las calles de Cataluña. (Reuters)

Estos son algunos motivos que originaron el conflicto político y social en Cataluña, España.

Te recomendamos: Gobierno español denuncia la ‘extrema’ violencia de protestas en Cataluña

Las protestas explotaron el lunes 14 de octubre de 2019, después que el Tribunal Supremo de España condenó a nueve líderes catalanes independentistas a entre 9 y 13 años de prisión por sedición, por su participación en el proceso que llevó a la celebración de un referendo y la declaración de independencia de Cataluña en 2017.

Otros tres acusados fueron hallados culpables solo de desobediencia y no fueron sentenciados a prisión. Los 12 políticos y activistas negaron los cargos durante el juicio en su contra.

El exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, afronta la pena más alta por un delito de sedición junto con el de malversación de fondos públicos.

Tras conocerse la sentencia, decenas de miles de seguidores de la independencia en Cataluña protestaron en diversas ciudades, bloqueando importantes avenidas en Barcelona o Girona.

Crisis financiera de 2008 y recortes al gasto público alimentaron el sentimiento separatista

Tras una grave crisis que se extendió durante casi una década, España aún no se ha recuperado por completo.

Cerca de 4 millones de personas no tienen empleo y más de la mitad lo busca desde hace al menos un año, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Si se descuenta a los catalanes, el número de desocupados españoles aún sería alto: 3 millones 416 mil 900 personas. Una situación que se agravaría si el país pierde su región más rica.

Cataluña registró el año pasado un PIB récord: 223 mil 629 millones de euros (unos 261 mil 500 mdd). Una cifra por encima de la economía de Ecuador y que duplica la de Panamá.

La independencia le costaría a España entonces decir adiós al 19% de su PIB y el 18.4% de sus empresas.

El resultado sería un Estado “más pobre”, admitió el presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Iñigo Fernández de Mesa.

Cataluña aporta unos 70 mil 300 millones de euros (unos 82 mil 300 mdd) a las arcas españolas, más que el resto de regiones, según los datos del Ministerio de Hacienda más recientes.

De estos, el gobierno central se queda con unos 11 mil 500 mdd que utiliza para ayudar a áreas más pobres como Extremadura o las ciudades de Ceuta y Melilla.

Referéndum 1 de octubre 2017

Tras un referéndum simbólico en noviembre de 2014, prohibido por España, los líderes independentistas catalanes llevaron a cabo otro referéndum el 1 de octubre de 2017, que también fue declarado ilegal por el Tribunal Constitucional de España.

El gobierno catalán de ese entonces, liderado por Carles Puigdemont, dijo que el 90% de los votantes respaldó la independencia.

La mayoría separatista en el Parlamento catalán hizo una declaración unilateral de independencia el 27 de octubre de ese año.

Esto llevó a España a aplicar el artículo 155 de la Constitución que le permitió a Madrid disolver el Parlamento de Cataluña, tomar el control del gobierno y convocar unas elecciones adelantadas, que ganaron los partidos nacionalistas.

Además, se ordenó el encarcelamiento de los líderes independentistas que acaban de ser condenados. Puigdemont y seis miembros de su gobierno huyeron de España antes de responder ante la justicia.

En junio de 2018, los nacionalistas catalanes recuperaron el control de la región cuando juramentó un nuevo gobierno.

Quim Torra, un aliado cercano a Puigdemont, dirige ahora el gobierno regional.

¿Cómo reaccionó el gobierno español en 2019?

Ante las protestas masivas, Pedro Sánchez, presidente en funciones del gobierno español, aseguró que el ejecutivo sería moderado, firme y no sobreactuaría.

Sánchez pidió “serenidad y templanza” y afirmó que el gobierno español garantizaría los derechos y libertades de todos durante las protestas.

Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, informó que servicios de inteligencia españoles investigaba quién coordinaba las protestas, después de descubrir que los manifestantes utilizaban una aplicación conocida como “Tsunami Democràtic”, que los guiaba a los sitios de protestas en ciudades catalanas.

“Tsunami Democràtic” apareció por primera vez en las redes sociales en septiembre como una campaña de movilización antes del veredicto del Supremo, sobre la base de la “desobediencia civil” y una “lucha no violenta”.

“Recuperamos la iniciativa. Con la no violencia y la desobediencia civil como herramientas, adelantémonos a la sentencia. Cambiemos el estado de cosas: Súmate al #TsunamiDemocràtic. Tú eres el tsunami”, publicaron en Twitter el pasado 2 de septiembre.

“Tsunami Democràtic” moviliza a las personas emitiendo comunicados e instrucciones a sus seguidores en redes sociales. También utiliza mensajería cifrada, como Telegram, donde tiene 280 mil seguidores. Y según una investigación de la BBC en las últimas protestas lanzó su propia aplicación para mandar mensajes.

¿Qué desató la crisis política-social en Chile?

Con información de BBC.

FJMM

CARGANDO...