Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

¿Qué es el solsticio de verano y por qué se produce?

Este 20 de junio inició en el hemisferio norte el verano, mientras que en el sur dio inicio el invierno.
El 20 de junio inicia el solsticio de verano en México (SECTUR /CUARTOSCURO.COM)

El 20 de junio de 2020, como cada año, inició el solsticio de verano en el hemisferio norte, al llegar a su fin la primavera, mientras que en el sur terminó el otoño y comenzó el invierno.

Te recomendamos: Eclipse anular de Sol podrá verse en África Central y zonas de Asia el domingo 21 de junio

Además, hoy es el día más largo del año en el hemisferio norte, así como el más corto en el hemisferio sur.

Salvador Cuevas Cardona, astrónomo del Instituto de Astronomía de la UNAM, brindó detalles de cuándo y cómo se produce el solsticio de verano en México:

“Aquí en México el solsticio de verano es cuando el Sol está más al norte de donde podemos verlo, aquí en la Ciudad de México tenemos cinco grados al norte, a diferencia del solsticio de invierno que lo vemos muy al sur. En el solsticio de verano, el Sol está cinco grados al norte, las sombras se vuelven o alargan hacia el sur”.

En otras palabras, es el día más largo del año porque la iluminación durante el día abarca más horas que en cualquier otro día de del año. La noche es más corta y la tarde más duradera.

“Cuando sucede que está en esa posición de la órbita, la luz llega más inclinada hacia el norte de la Tierra por eso vemos al Sol más al norte en esta fecha y debido a esa inclinación y esos juegos de cuando se mete el Sol o como está inclinado respecto al horizonte, esa combinación hace que el día sea más largo”, indicó Salvador Cuevas Cardona.

La experiencia del Sol de verano es algo que se valora y se busca en el mundo.

El doctor Salvador Cuevas Cardona y su equipo tienen un trabajom en donde se juntó lo artístico con lo científico.

Hace unos años diseñaron un domo con unos lentes especiales para que la iglesia de Santa María de los Ángeles, en Roma, pudiera tener esa experiencia de tener el sol de manera perpendicular; algo que en Europa nunca sucede.

“En Europa, que está en el hemisferio norte, el Sol siempre está inclinado, nunca pasa sobre la cabeza de las personas, entonces, nosotros en la UNAM construimos unos lentes para una iglesia que está en Roma que justamente hace que se tenga la misma sensación que tenemos aquí en México que reciban la luz encima de la cabeza”, señaló Cuevas Cardona.

Gracias a estos lentes la luz del Sol se recibe verticalmente sobre la iglesia.

“Justamente hay tres lentes para el solsticio de verano, otra para el solsticio de Invierno y otra para los equinoccios, entonces, en esas fechas, en esa iglesia llega la luz perfectamente perpendicular gracias a estos lentes que construimos en la UNAM”, concluyó.

Recordó que al norte del Trópico de Cáncer nunca se recibe la luz encima de la cabeza y en los países nórdicos menos.

Con información de Guadalupe Madrigal.
RAMG/JPG