Diseñador de puente derrumbado en Génova advirtió sobre riesgos

Puente derrumbado en Génova necesitaba mantenimiento

El diseñador del puente advirtió sobre la corrosión a la que estaba expuesta la obra. (AP)

El puente derrumbado en Génova el pasado martes y en el que murieron más de 40 personas necesitaba mantenimiento.

El ingeniero Riccardo Morandi, diseñador del puente que se derrumbó en Génova el 14 de agosto, advirtió en 1979 de que el viaducto necesitaba un mantenimiento constante por la corrosión a la que estaba expuesto como consecuencia del aire marino y de la contaminación.

Morandi realizó entonces un informe, que ha publicado el diario italiano “La Verità”, en el que llamaba la atención sobre la corrosión a la que estaba expuesta la obra.

Tarde o temprano, y tal vez dentro de unos años, será necesario recurrir a un tratamiento para eliminar cualquier rastro de óxido en los refuerzos más expuestos, para después cubrir todo con elastómeros de muy alta resistencia química”, advertía entonces.

Génova finaliza labores de rescate en puente colapsado

Morandi afirmó que la estructura había sido construida en hormigón sólido, pero que sufría una degradación rápida como consecuencia de “la alta salinidad” procedente de los vientos del mar, situado a sólo dos kilómetros de distancia.

Este aire, mezclado con los humos de las chimeneas de las fábricas industriales adyacentes, generaba un deterioro de los materiales y una “pérdida de resistencia” que había que tener en cuenta.

Las superficies externas de las estructuras, pero especialmente las expuestas al mar y por lo tanto más directamente atacadas por los vapores ácidos de las chimeneas, comienzan a mostrar fenómenos de agresión de origen químico”, comentaba Morandi en su informe, según las mismas informaciones.

Finalmente, el ingeniero concluía insistiendo en la necesidad de proteger “la superficie en hormigón, para aumentar su resistencia química y mecánica a la abrasión” y sugería usar “resinas y elastómeros sintéticos” para proteger este puente, que fue inaugurado en 1967.

Gobierno italiano moviliza 28 millones de euros para afectados por puente en Génova

Un tramo del puente Morandi se vino abajo el 14 de agosto y causó la muerte de 43 personas, además de 16 heridos.

Actualmente hay en curso una investigación para esclarecer las causas del siniestro.

PROHÍBEN ENTRAR EN “ZONA ROJA” DE GÉNOVA POR RUIDOS EN LO QUE QUEDA DE PUENTE           

El Cuerpo de Bomberos decidió suspender la entrada de personas y vehículos a “la zona roja” de Génova, debido a los ruidos procedentes de los restos aún en pie del viaducto que se derrumbó el pasado martes y causó 43 muertos.

Los crujidos fueron oídos durante la noche, procedentes de los restos del puente aún en pie sobre las casas de la calle Porro y calle Fillak, por lo que se suspendió la entrada de los habitantes que por turno están recuperando sus efectos personales de sus viviendas.

Toda la zona quedará cerrada mientras se está verificando el estado de lo que queda de viaducto.

Encuentran más cuerpos de víctimas tras derrumbe de puente en Génova

El presidente la Región Liguria, Giovanni Toti, y el alcalde de Génova, Marco Bucci, entregarán hoy las primeras once casas para las cerca de 600 personas que fueron desalojadas de once edificios que se encuentran justo bajo lo que queda de viaducto y que deberán ser derruidos.

Toti anunció que antes del 20 de septiembre se podrán dar otras 40 viviendas y a finales del mes otros 100 apartamentos que desde mañana comenzarán a ser reestructurados y prometió que en ocho semanas todos los afectados podrán tener una casa.

La concesionaria de autopistas en Génova, Autostrade per L’Italia, que pertenece a Atlantia, y que se ocupaba del mantenimiento del puente, ha retirado la exigencia de pago de las autopistas en toda la región.

Con información de EFE

AAE

CARGANDO...