Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Protestas por pensiones se extienden a ocho ciudades de Nicaragua

Noticieros Televisa FUENTE: agencia DESDE: Managua, Nicaragua
Policías y manifestantes se enfrentan en las calles de Mangua, Nicaragua. Reuters

Las protestas de ciudadanos opuestos a una reforma del Gobierno de Nicaragua al sistema de pensiones se extendieron este jueves a ocho ciudades del país, donde se reportan al menos 37 heridos por parte de activistas y la Policía, informaron fuentes estudiantiles y de la Cruz Roja local.

En Managua, la Policía Nacional movilizó este jueves fuerzas antimotines y dispersó con balas de goma un “plantón” de alumnos de la Universidad Agraria, sobre la Carretera Panamericana norte, donde al menos 20 estudiantes resultaron heridos y lesionados.

Entre ellos, un joven no identificado perdió un ojo por el impacto de una bala de goma, según imágenes divulgadas en la televisión independiente y en las redes sociales.

Reunidos en pequeños grupos, los universitarios coreaban consignas como “Pueblo, únete” y “Patria libre o morir”, que evocaron la lucha armada de los sandinistas contra el dictador Anastasio Somoza en la década de 1970.

Somoza fue derrocado en 1979 por las guerrillas del Frente Sandinista, cuyo máximo líder Daniel Ortega gobernó en los años ’80 y retornó al poder en 2007. Su esposa Rosario Murillo fue elegida vicepresidenta en unos cuestionados comicios en 2016.

El Gobierno decretó el lunes una reforma al Seguro Social, mediante la cual aumentará hasta en un 22.5 por ciento las cuotas de cotizaciones de unos 700 mil empleados formales, y deducirá 5 por ciento a las ya críticas pensiones de los jubilados.

Las protestas iniciaron el miércoles en Managua, donde jóvenes manifestantes fueron atacados con bates de béisbol y tubos de hierro por grupos violentos afines al Gobierno. De los 17 heridos, 10 eran periodistas que fueron agredidos mientras cubrían los acontecimientos.

Protestas similares se registraron ayer en León (occidente) y Matagalpa (norte), donde también hoy hubo manifestaciones. Otras protestas se realizaron este jueves en Estelí (norte), Camoapa (centro), Jinotepe (sur) Masaya y Granada, al sureste de Managua.

La Policía también disolvió protestas de jóvenes capitalinos cerca de la Universidad de Ingeniería, la Universidad Politécnica y la jesuita Universidad Centroamericana, cuyo edificio fue parcialmente destruido por activistas del Gobierno. Todas las universidades suspendieron clases hasta el próximo lunes.

En sus acostumbradas declaraciones diarias a la televisión oficial, la vicepresidenta Murillo acusó de las protestas a jóvenes “manipulados por minúsculos grupos tóxicos” que “fomentan el odio a la familia y a las creencias sagradas del pueblo”.

“No queremos un país depravado ni degradado por la violencia”, dijo Murillo. Agregó sin embargo que “si nos provocan, no vamos a permitir que sigan agitando las aguas”.

En tanto, el Gobierno bloqueó las transmisiones de los canales 12, 15 y 23, de línea independiente, así como del canal 51 de la Conferencia Episcopal y de otras televisoras en ciudades del interior.

“Condenable la censura de parte del gobierno al canal 51”, escribió en su cuenta de Twitter el obispo auxiliar de Managua y crítico del Gobierno, monseñor Silvio Báez, que calificó la medida como un “grave atentado a la libertad de expresión”.

En horas de la tarde, solamente el canal 14 perteneciente al poderoso empresario Carlos Pellas, aliado del Gobierno, seguía transmitiendo en vivo las protestas desde distintas zonas del país.

En un comunicado, PEN Internacional filial Nicaragua condenó la censura y las agresiones sufridas ayer por los periodistas, al tiempo que exhortó al Gobierno a restituir los derechos la libre información y movilización de la ciudadanía.

También el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), que no avaló la polémica reforma, instó al Gobierno a fomentar un diálogo para resolver la crisis, advirtiendo que “no podemos volver al camino de la violencia” que sacudió al país en décadas pasadas.

“Antes veíamos guerrilleros enfrentando a la guardia; ahora vemos pandilleros empoderados por el Gobierno amenazando al pueblo que protesta (…) escribió a su vez en las redes sociales la poeta Gioconda Belli.

Mientras, el famoso poeta Ernesto Cardenal tuiteó: “La juventud lo hizo una vez. Lo puede hacer nuevamente”, en aparente alusión al derrocamiento del tirano Somoza.

También el escritor Sergio Ramírez, que el próximo lunes recibirá el Premio Cervantes, expresó su condena a la violencia en un tuit desde Madrid. “No podemos aceptar el embargo de la democracia y la paz que tanto nos ha costado”, señaló Ramírez.

 

Te puede interesar: Controlan incendio en reserva de la biosfera Indio Maíz de Nicaragua

Con información de DPA.

FJMM