Protesta ciudadana contra Macron en toda Francia deja un muerto

Protesta ciudadana contra Macron en Francia deja un muerto

Los 'chalecos amarillos' se manifiestan contra el alza de los precios de combustibles en Francia (Reuters)

Inédita por su naturaleza espontánea y por su magnitud, la clase media de provincias se volvió hoy contra la política tributaria del Gobierno de Emmanuel Macron en una tensa protesta que se propagó por carreteras y ciudades del país y que se saldó con una mujer muerta, 106 heridos y 52 detenidos.

Los denominados “chalecos amarillos”, una suerte de revuelta popular organizada en las redes sociales sin la tutela de un partido o un sindicato, se echaron desde primera hora de la mañana a las carreteras francesas en protesta por el impuesto a los carburantes.

Jubilados, profesionales liberales o pequeños comerciantes figuraron entre los 244.000 participantes contabilizados, quienes se movilizaron en unos 2.000 puntos repartidos por todo el país, como rotondas, peajes y puentes, muchas veces sin haber avisado a las autoridades, lo que generó desconcierto entre la policía.

Protesta de los conductores franceses contra los altos precios del combustible (Reuters)

Protesta de los conductores franceses contra los altos precios del combustible (Reuters)

La persona fallecida es una mujer, de unos 60 años, por atropello en Pont-de-Beauvoisin (sureste de Francia) y entre los 47 heridos hay un policía en Grasse (sureste).

Algunas de las principales vías afectadas se situaron en el norte del país: la nacional 1338 entre el ponte Flaubert a Ruán; nacional 814 de Caen; la nacional 136 en Rennes; la autopista 77 Bonny/Loire; la nacional 165 en Vannes; la autopista 84 en Guilberville; y la autopista 11 en Angers.

También fueron bloqueadas algunas gasolineras y acceso de peajes en autopistas y la policía tuvo que intervenir lanzando gases lacrimógenos en una concentración en Alta Saboya (sureste).

La mayoría de las protestas no habían sido comunicadas a las autoridades, lo que dificultó el control policial.

Una anciana confunde a Merkel con la esposa de Macron

El movimiento, que ha ampliado su radio de demandas a la carga tributaria en general y es ajeno a los partidos y los sindicatos, supone un nuevo órdago para el Ejecutivo de Emmanuel Macron, que decidió aumentar los impuestos de los carburantes para promover la transición energética.

Muchos de los “chalecos amarillos” viven zonas urbanas alejadas de las grandes aglomeraciones francesas y aseguran que el coche es su único medio de transporte.

Trump ataca a Macron por sus ‘bajos niveles de popularidad’

Durante la protestas, pidieron la dimisión de Macron, al que acusan de preocuparse solo de la elite y de dejar a las clases medias a su suerte.

“Mis hijas, profesoras, hacen 83 kilómetros al día. Su gasto en gasolina va a aumentar en 60 euros”, lamentó François, un jubilado que se manifestó en solidaridad con lo que viven muchos de sus ciudadanos.

Con información de EFE

HVI

CARGANDO...