Prohibición de celulares en colegios de Francia afecta a 10 millones de alumnos

Parlamento Francia prohíbe celulares en escuelas

Un grupo de estudiantes utilizan su celular. (Gettyimages/archivo)

En la era de la hiper-conectividad, Francia quiere transformar los colegios en zonas libres de smartphones.

La Asamblea Nacional aprobó una ley que prohíbe el uso de celulares en los salones de clases, los patios y las actividades al aire libre de los centros de primaria y secundaria, excepto en casos pedagógicos.

La medida impulsada por el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, afecta a 10 millones de alumnos.

Más del 90 por ciento de los adolescentes galos tiene un smartphone.

Jean-Michel Blanquer, ministro de Educación de Francia, informó: “Tenemos que evitar que en el patio de recreo los estudiantes, en lugar de jugar a la pelota se la pasen mirando su teléfono”.

¿Cómo reaccionan los estudiantes a la nueva ley?

“Creo que está bien porque durante el recreo todo mundo estaba pegado a su teléfono y era realmente desagradable la falta de comunicación con los amigos. Ahora si hay que revisar algo rápidamente, lo hacemos a escondidas, sin problema” opinó una estudiante.

Cada establecimiento puede regular a su manera la aplicación de la norma. En algunos colegios los alumnos entregan sus celulares antes de entrar a clases.

No está claro cómo castigar a quienes desobedezcan.

El personal puede confiscar el aparato cuando lo juzgue necesario.

Pierre Priouret, miembro del Sindicato Nacional de Educación Media, señaló: “Será complicado controlar, revisar a todos los alumnos, obligarlos a depositar sus celulares en un lugar especial, lo que podrá entrañar la responsabilidad de la administración en caso de robo, por ejemplo”.

La medida que fue una promesa de campaña de Emmanuel Macron generó una fuerte controversia.

La oposición tacha la ley de “inútil” y “puramente cosmética” cuyo único objetivo es llevar a la práctica, cueste lo que cueste, un anuncio electoral.

Y ¿qué opinan los padres de familia?

Muchos de ellos aseguran que se sienten tranquilos al saber en todo momento dónde están y qué hacen sus retoños.

Uno de los padres de familia opinó: “Quisiera poder estar en contacto con mis hijos durante todo el día, sería útil que tuvieran acceso a su teléfono”.

La polémica está servida.

¡Enteráte!

Con información de Kasia Wyderko.

RAMG

CARGANDO...