PRI, Morena y PAN defienden a candidatos de señalamientos, en ‘Si Me Dicen No Vengo’

Enrique Ochoa, Yeidckol Polevnsky, Joaquín López-Dóriga y Damián Zepeda. (Twitter: @lopezdoriga)

Los presidentes de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Yeidckol Polevnsky; del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Ochoa; y del Partido Acción Nacional (PAN), Damián Zepeda, sostuvieron un encuentro en el que defendieron a los candidatos a la Presidencia de sus partidos de señalamientos en temas de corrupción y desvío de recursos, en “Si Me Dicen No Vengo”, conducido por Joaquín López-Dóriga, en FOROtv.

Los tres líderes de partido también compartieron su opinión sobre el periodo de intercampaña.

Polevnsky dijo que ella no está satisfecha con el periodo de intercampaña y que México está deseoso de hacer cosas más atractivas. Recordó que no se puede hablar de propuestas porque está prohibido.

Enrique Ochoa, por el contrario, dijo que en su partido lo han interpretado como una etapa en la que sí se puede hablar de propuestas como las que están en favor de las mujeres y de construir mejores oportunidades.

Damián Zepeda indicó que debería haber un marco más flexible, pero que es el marco legal y se debe respetar. Aprovechó la oportunidad para asegurar que Ricardo Anaya es el único candidato a la Presidencia que subió en las encuestas.

Mencionó que el dilema es de continuidad o cambio y que hoy el PRI y Andrés Manuel López Obrador son lo mismo. Afirmó que en política no hay casualidades y que nadie le pega al débil, “siempre se le pega al que le tienen miedo”.

Enrique Ochoa recalcó que Ricardo Anaya miente y que no ha podido acreditar cómo compró un terreno con 10 millones de pesos, cuando era diputado, a su amigo el empresario, Manuel Barreiro, para luego construir una bodega y volvérsela a vender.

El presidente del PAN afirmó que se trata de los inventos de siempre y que hoy sólo le agregaron el aparato de justicia. Sostuvo que lo que se argumenta es falso y que la compra que realizó Anaya es lícita. Sin embargo, insistió en que donde sí hay algo ilegal es en el presunto desvío de 500 millones de pesos de José Antonio Meade, cuando fue titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Polevnsky redundó en que a Anaya no le queda nada que decir y que en el sector empresarial no conoce a nadie que tenga los márgenes de ganancia que él pudo lograr.

Damián Zepeda manifestó que el PRI y Morena están desesperados.

Enrique Ochoa afirmó que lo de Ricardo Anaya es una cortina de humo, que “es un dos caras, corrupto y mentiroso”, y presentó documentos para demostrar que la empresa que le compró al candidato de “Por México al Frente” fue declarada fantasma.

Zepeda subrayó que eso es una mentira más del PRI “para ocultar los 500 millones de pesos del desvío de Meade”.

Yeidckol Polevnsky enfatizó que el PAN, con Felipe Calderón a la cabeza, se robó la elección y que cuando Anaya era diputado se establecieron “los moches”.

Ochoa Reza aseveró que cuando Meade fue titular de la Sedesol, canceló contratos y sancionó a funcionarios que pudieron realizar alguna irregularidad; en cambio, lo de Anaya es una trampa, una triangulación de recursos.

Agregó que Anaya necesitaba estos recursos porque le da vida de lujo a su familia, viajaba a Atlanta, en Estados Unidos, y lo que ganaba no correspondía a sus gastos.

Polevnsky lamentó que no van a cambiar a México y cuestionó el hecho de que Anaya haya triangulado recursos con tres empresas fantasmas, que negó a su amigo, su autoridad moral.

Zepeda respondió que esta es la forma en la que ataca el PRI y reveló que antes, él respetaba a Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, hoy no queda nada de lo que fue y le da entrada al que sea.

Enrique Ochoa sostuvo que Meade actuó decididamente cuando fue secretario de Desarrollo Social, en cambio Anaya sigue sin desmentir nada de lo que se ha dicho. Destacó que Damián Zepeda enfrenta una misión imposible y que hay que darle un mérito por el esfuerzo.

Polevnsky dijo que el precio de la corrupción es muy alto y que el país no puede seguir así.

Damián Zepeda rechazó los señalamientos; subrayó que Meade ha ido de fraude en fraude y esto es lo peor del PRI que se está viendo.

Ochoa apuntó que Anaya tiene un modus operandi y se enriqueció de manera ilegal al triangular dinero por 10 países, incluyendo paraísos fiscales. “Estaba haciendo su guardadito”, afirmó.

Para concluir este encuentro, Damián Zepeda hizo hincapié en que todo está aclarado y que el corrupto es Meade. Reiteró que en su partido sí creen en un cambio de régimen.

Ochoa Reza aseguró que Meade es el cambio hacia adelante en el país, un hombre con un profundo amor por México y, por el contrario, Anaya no ha podido explicar su enriquecimiento.

Polevnsky recordó que el PAN ya gobernó y que lo hizo “terriblemente mal”. Sostuvo que México tiene esperanzas y reiteró que López Obrador representa el cambio verdadero.

 

Con información de Si Me Dicen No Vengo.

 

LLH/RMT