Presunta víctima del candidato Roy Moore niega pago por acusaciones

mujer agredida dice que no le han pagado

Leigh Corfman afirma que no ha recibido algún pago por la acusación contra Roy Moore (Twitter @TODAYshow)

Una mujer que acusa al candidato senatorial por Alabama Roy Moore de contactos sexuales cuando ella tenía 14 años dijo el lunes que ella quería confrontarlo desde hace años, pero que no lo hizo porque él era poderoso y el encuentro la dejó sin autoconfianza. Dijo que decidió contar ahora su historia solamente después que otras mujeres también decidieron hacerlo.

La declaración de Leigh Corfman se produjo luego de que partidarios del republicano Moore dijeron sin evidencia alguna que varios reporteros estaban ofreciendo miles de dólares a mujeres a cambio de hacer acusaciones. La elección en el estado está siendo seguida muy atentamente y varios senadores republicanos han pedido a Moore que se retire de la contienda, mientras que el presidente Donald Trump guarda silencio sobre el asunto.

Corfman dijo que “absolutamente no” le pagaron para narrar su historia.

Mi cuenta bancaria no ha mejorado”, dijo Corfman el lunes al programa “Today” de la NBC. “Si acaso ha bajado, porque no estoy trabajando”.

Corfman dijo que la prominencia de Moore en Alabama –él es un ex fiscal que se convirtió en juez de la corte suprema estatal– le impidió hablar del asunto hace años. No obstante, precisó, si habló con amigos cercanos tras el incidente y dijo a familiares años después.

Me tomó años recuperar la confianza en mí misma y me sentía culpable. Sentía que yo tenía la culpa. Pasaron décadas antes de poder superar eso”.

Moore ha negado las acusaciones en su contra. No obstante, una victoria suya en las elecciones especiales del 12 de diciembre dejaría a los senadores republicanos con un colega acusado de abusar y hostigar sexualmente a adolescentes, una preocupante carga antes de las elecciones legislativas de 2018.

Los republicanos tienen una ventaja de 52-48 en el Senado y esta estrecha mayoría ha dificultado al partido aprobar su agenda. El nombre de Moore no puede ser retirado de las boletas incluso si se retira de la contienda, aunque el partido pudiera incluir a otro candidato.

Funcionarios de la Casa Blanca dicen que Trump (que enfrentó también acusaciones de conducta sexual inapropiada y fue grabado en video alardeando de haber manoseado a mujeres sin su consentimiento) se siente incómodo con las acusaciones contra Moore, pero piensa que los votantes deben decidir su suerte.

Trump “no sabe a quién creerle. Pienso que mucha gente no lo sabe”, dijo Mick Mulvaney, jefe de presupuesto de Trump.

Con información de AP
BLR

Te puede interesar: Roy Moore y Al Franken, rostros del escándalo sexual en Washington

CARGANDO...