#Venezuela

Presos políticos en Venezuela denuncian ataques dentro de calabozos

Presos políticos Venezuela denuncian ataques dentro calabozos Helicoide

Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) custodian “El Helicoide”, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en Caracas, Venezuela. Reuters

Un grupo de “presos políticos” detenidos en Caracas, Venezuela, por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), entre ellos el estadounidense Joshua Holt, protestaban este jueves en reclamo de mejores condiciones de reclusión y respeto a los derechos humanos.

El dirigente estudiantil Vilca Fernández aseguró en una conversación telefónica con la emisora local Radio Caracas desde la sede del Sebin, que “aquí nos mantenemos en línea de resistencia y luchando por los derechos fundamentales”.

El opositor relató que funcionarios del Sebin trataron la víspera de dispersar la protesta lanzando gases lacrimógenos y balas de goma hacia el área de las celdas.

La protesta ocurre a tres días de las elecciones presidenciales, lo que ha acrecentado la tensión en el país.

En Twitter se difundieron hoy nuevos videos del exalcalde opositor Daniel Ceballos, detenido desde 2014, confirmando la continuidad de la protesta y de Holt pidiendo ayuda al gobierno y los congresistas de Estados Unidos.

“La situación es de urgencia, es de emergencia”, dijo a la prensa Patricia de Ceballos, esposa del exalcalde, a las afueras del Sebin, donde se concentraron decenas de familiares de los detenidos y sus abogados. Los alrededores de la instalación policial fueron tomados por una treintena de policías, algunos de ellos con los rostros cubiertos con pasamontañas.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos condenó la severa golpiza que recibió un recluso e hizo un llamado a que se investigue el “uso de tortura y malos tratos”.

“Todos los prisioneros políticos deben ser liberados”, expresó en Twitter. Sin embargo, la organización opositora Voluntad Popular, que integra Ceballos, indicó que el joven fue golpeado por otros reos, por lo que los demás reclusos tomaron los pasillos en protesta.

El candidato independiente a la presidencia, el pastor evangélico Javier Bertucci, fue recibido entre gritos de rechazo por algunos de los familiares de los detenidos y opositores que le lanzaron agua mientras se bajaba de su vehículo en la puerta del Sebin.

“Esto no es campaña, esto es por justicia”, le gritaron los manifestantes, pero él dijo a la prensa que decidió acudir al lugar para constatar la situación de los presos.

En la página de Facebook de Holt se habían publicado la víspera dos videos de 20 segundos captados con un teléfono móvil en los que el estadounidense dejaba entrever que se le está agotando la paciencia con el gobierno de su país, que ha hecho de su liberación una prioridad en sus relaciones con Venezuela.

“Ellos (Estados Unidos) dicen que están haciendo cosas, pero todavía estoy aquí”, expresó el joven de 26 años detenido a mediados de 2016 junto a su esposa por porte ilegal de armas.

La situación en la sede de la policía política fue desestimada por el fiscal general Tarek William Saab, quien expresó la noche del miércoles a la cadena de noticias CNN en español que todos los presos estaban en sus celdas durmiendo.

Saab indicó que hasta el momento no ha recibido denuncias por escrito sobre maltrato a los detenidos y negó que en la sede de la policía se encuentren menores de edad, tal como han denunciado familiares, opositores y activistas de derechos humanos.

El fiscal general dijo en un mensaje en Twitter que una comisión del Ministerio Público se trasladó a la sede de la policía para conversar con los detenidos, atender sus peticiones y coordinar con las autoridades para resolver la situación.

En tanto, una comisión de la Conferencia Episcopal Venezolana y congresistas opositores acudieron a las afueras del SEBIN para solicitar información sobre la situación de los reclusos.

De acuerdo con estimaciones de la organización humanitaria “Una Ventana a la Libertad”, en las celdas de la policía política están recluidas 340 personas, lo que supera ampliamente la capacidad del centro, que fue diseñado para 80 detenidos. Según la organización humanitaria venezolana Foro Penal, de los 54 presos políticos detenidos junto a Holt, en el Sebin unos 20 han recibido libertad condicional pero su liberación está bloqueada por el gobierno sin ningún motivo aparente.

El vicepresidente del partido oficialista, Diosdado Cabello, le restó importancia al incidente y lo consideró una “provocación” que busca alterar el orden interno y “llamar la atención” antes de la consulta del domingo.

A su vez, acusó a Holt de ser “el jefe de espionaje de Estados Unidos en Latinoamérica” y conjeturó que los estadounidenses “quizás están buscando la excusa como para justificar una agresión”.

El encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en Caracas, Todd Robinson, acudió el miércoles a la Cancillería venezolana para solicitar información sobre la situación de Holt, pero dijo a la prensa que no obtuvo respuesta. Robinson expresó que seguirá exigiendo la libertad de su compatriota y de los demás presos políticos.

Cabello negó que Robinson haya sido desairado y lo acusó de armar un “show” mediático.

El comentario fue rechazado por el diplomático, que dijo a una televisora local que “esto no es un show. Hay personas, seres humanos en peligro en una cárcel venezolana”.

Asimismo, el Departamento de Estado manifestó que seguía con “serias preocupaciones” por la situación de los estadounidenses detenidos en la sede de la policía política y dijo a través de su portavoz, Heather Nauert, que Venezuela es responsable de la seguridad de todos los detenidos en su sistema penitenciarios.

 

Te puede interesar: OEA condena violencia contra presos políticos en Venezuela

Con información de AP.

FJMM

CARGANDO...