La presión de los demócratas sobre el gobierno de Trump

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes. (AP, archivo)

Los legisladores demócratas aumentaron el jueves la presión sobre el gobierno del presidente Donald Trump, después de que la presidenta de la Cámara baja, Nancy Pelosi, acusó al fiscal general William Barr de cometer un delito y que un influyente jefe de una comisión lo amenazó con declararlo en desacato.

Pelosi acusó a Barr, de cometer “un delito” por “mentir” al Congreso al comentar la conclusión de la investigación dirigida por el fiscal especial Robert Mueller sobre la trama rusa.

Lo que es especialmente grave es que el fiscal general de Estados Unidos no esté diciendo la verdad al Congreso de Estados Unidos. Eso es un delito”, dijo Pelosi en una rueda de prensa.

Mintió al Congreso. Si otra persona lo hiciese, sería considerado un delito. Nadie debería estar por encima de la ley”, agregó la líder demócrata.

Pelosi se refería a la inquietud generada tras conocerse que Mueller envió una carta de queja porque el resumen divulgado por Barr sobre el informe de la trama rusa no reflejaba “la sustancia y el contexto” de las pesquisas que había liderado.

Trump recurre a ‘Game of Thrones’ para pavonearse por informe de trama rusa

Durante una comparecencia ante el Congreso en abril, Barr afirmó que no estaba al tanto de preocupaciones desde el equipo de Mueller acerca del resumen, pero varios medios mostraron esta semana que el fiscal especial le escribió una carta al fiscal general al respecto antes de darlo a conocer.

Una portavoz del Departamento de Justicia, Kerri Kupec, consideró hoy que el “ataque sin fundamento” de Pelosi a Barr “es falso e irresponsable”.

En una desafiante carta divulgada el jueves, la Casa Blanca dijo que Trump tiene la facultad de instruir a sus asesores a no testificar en una investigación del Congreso relacionada con la pesquisa del fiscal especial Robert Mueller sobre Rusia. Además afirmó que el informe sobre la materia era defectuoso.

Las declaraciones escalan el conflicto entre la administración Trump y los demócratas en el Congreso. La oposición evalúa si debería intentar sacar del poder al presidente mediante un juicio político, exigiendo a la vez información sobre sus impuestos, sus negocios y otros temas.

Barr compareció este martes ante el Comité Judicial del Senado, donde defendió la manera en que ha gestionado la publicación de las conclusiones del informe de la investigación de la trama rusa.

Después de que el fiscal especial presentase el informe confidencial, decidí que era de interés público que el Departamento de Justicia anunciara las conclusiones finales de la investigación, es decir, la determinación de si se ha cometido un delito comprobable o no”, dijo Barr ante el Senado.

Foto: William Barr testificó ante el Congreso de EU, 1 de mayo de 2019, Washington
William Barr testificó ante el Congreso de EU. (AP)

William Barr testificó ante el Congreso de EU. (AP)

Mueller dio por terminada la investigación el 22 de marzo pasado y Barr envió a los pocos días un resumen de cuatro páginas con las principales conclusiones al Congreso.

En su resumen, Barr señaló que Mueller no halló pruebas de nexos entre el entorno de Trump y el Kremlin, y que no había alcanzado una conclusión sobre una posible obstrucción a la Justicia por parte del mandatario.

Los legisladores han acusado a Barr de tratar de defender la imagen de Trump, pese a que la investigación de Mueller deja la puerta abierta a la posibilidad de que el presidente haya intentado obstruir a la Justicia.

Fiscal: Trump no obstruyó la justicia en investigación sobre trama rusa

En su testimonio del miércoles, Barr enfrentó las preguntas incisivas de senadores demócratas que lo acusaron de hacer declaraciones engañosas y parecer a veces protector de Trump en su papel de máximo representante de la ley en el país.

La revelación de que Mueller, que mantuvo el hermetismo durante la investigación, se inquietó lo suficiente para enviar una carta a Barr –que podía salir al público y fue lo que sucedió– dio a sus palabras credibilidad adicional frente a los demócratas, que acusaron al secretario de Justicia de haber mentido bajo juramento el mes pasado cuando negó que el equipo de Mueller estuviera insatisfecho con la manera como fue descrito su trabajo.

BARR LOS DEJA PLANTADOS

Los legisladores estadounidenses se toparon el jueves con una silla vacía y no con el secretario de Justicia, William Barr, que tenía programada una comparecencia sobre el informe del fiscal especial Robert Mueller, con lo que escaló una batalla ya de por sí enconada entre los demócratas y el Departamento de Justicia.

Los miembros demócratas de la comisión se divirtieron con el espectáculo. El representante Steve Cohen, demócrata por Tennessee, colocó la figura de una gallina sobre el escritorio para testigos de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes, junto al micrófono donde debía haber hablado Barr, para subrayar su afirmación de que tenía miedo de comparecer.

Foto: Demócrata Cohen coloca gallina por ausencia del fiscal, 2 de mayo de 2019, Washington
Demócrata Cohen coloca gallina en el escritorio. (AP)

Demócrata Cohen coloca gallina en el escritorio. (AP)

El representante Rhode Island David Cicilline se asomó bajo el escritorio, a manera de broma, como para asegurarse de que Barr no estuviera allí. El representante de Tennessee Steve Cohen llevó pollo frito.

Barr alegó que no acudiría a su comparecencia prevista para el jueves debido a la insistencia del panel de que lo interroguen abogados y legisladores de la comisión. Esa negativa abre la posibilidad de que Barr enfrente una acusación de desacato al Congreso.

El presidente de la Comisión, Jerrold Nadler, dijo en la apertura de la sesión del jueves que Barr aún tiene “la opción” de enfrentarse o no al presidente Donald Trump, quien ha prometido que luchará contra la supervisión del Congreso.

Barr anunció su decisión la víspera, luego de que el Departamento no cumplió con el plazo de la comisión para proporcionar al panel una versión completa y no expurgada del informe de Mueller sobre la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016 y sus pruebas subyacentes.

La investigación buscó una posible colusión entre el equipo de campaña del presidente Donald Trump y Rusia.

Es probable que estas medidas provoquen una votación sobre el desacato de parte de Barr y posiblemente se emitan citaciones, lo que acercará a los demócratas de la Cámara de Representantes y al gobierno de Trump a una batalla prolongada en las cortes.

Mientras Barr se negaba a testificar, los demócratas querían hablar con Mueller. Nadler dijo que el panel esperaba que el fiscal especial se presente ante la comisión el 15 de mayo y que el panel estaba “reafirmando la fecha”.

La cancelación del secretario de Justicia significó que él busca evitar otra ronda de interrogatorios después de testificar el miércoles ante la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado.

Con información de EFE y Reuters

AAE

 

CARGANDO...