Presidente de Alemania ayudará a México a gestionar préstamo de Códice Maya de Dresde: AMLO

El Códice Maya de Dresde, ubicado en una biblioteca de esa ciudad alemana, es un documento maya que data del siglo XI o XII
El presidente Andrés Manuel López Obrador conversó por teléfono con su homólogo de Alemania. (Twitter @lopezobrador_)

El presidente Andrés Manuel López Obrador invitó este jueves a su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier, a las conmemoraciones en 2021 de la conquista y la independencia de México, y le pidió prestado el Códice Maya de Dresde para exponerlo en el país latinoamericano.

Te recomendamos: Penacho de Moctezuma no será trasladado a México en 10 años, responde Museo de Viena a AMLO

“Hablamos por teléfono con el presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier. Fue una conversación amplia sobre covid-19, economía y cultura. Lo invitamos a visitar nuestro país para las conmemoraciones de 2021”, expresó el mandatario mexicano a través de redes sociales.

“Nos ayudará a gestionar ante los directivos de los museos de ese país el préstamo del Códice Maya de Dresde”, añadió López Obrador, quien en la conversación estuvo acompañado de su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, y el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

 

El Códice Maya de Dresde, ubicado en una biblioteca de esa ciudad alemana, es un documento maya que data del siglo XI o XII y que ha ayudado a expertos a poder descifrar la escritura maya.

Durante las últimas semanas, López Obrador está pidiendo a países europeos objetos históricos relacionados con México como el penacho de Moctezuma, resguardado en Austria, o los códices Florentino y Cospi, actualmente en Italia.

El objetivo es exhibirlos temporalmente en México durante 2021, cuando se conmemorarán los 200 años de su independencia (1821), los 500 años de la conquista (1521) y los 700 años de la fundación de México-Tenochtitlan, actual Ciudad de México (1321).

La semana pasada, su esposa, Gutiérrez Müller, presidenta del Consejo Honorario de la Memoria Histórica de México, estuvo en París, Roma, el Vaticano y Viena para cerrar convenios culturales y conseguir algunas de estas piezas.

La más polémica fue el Penacho de Moctezuma, pues López Obrador criticó a Austria por “apoderarse por completo” de esta pieza, compuesta por miles de plumas de quetzal unidas con placas de oro y reclamada por México desde hace décadas.

El Museo Antropológico de Viena respondió al presidente mexicano que el Penacho de Moctezuma no podrá ser trasladado a México “al menos en los próximos diez años” porque es “demasiado frágil”.

En el marco de estas conmemoraciones, López Obrador ha invitado también a la monarquía española y al papa Francisco a participar en un acto de “reconciliación” en el que se pedirá “disculpas” a los pueblos indígenas de México por los abusos de la conquista.

Con información de EFE

Rar