Presidente de Afganistán cree que se podrá acelerar el proceso de paz

Por su parte los talibán aseguraron que no están de acuerdo con el aplazamiento de Estados unidos de retirar sus tropas
Presidente de Afganistán cree que se podrá acelerar el proceso de paz. (Foto: Europa Press, archivo).

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, cree que hay “una oportunidad para acelerar el proceso de paz” en su país después del anuncio de la OTAN de que no ha tomado una decisión final sobre la retirada de tropas.

Te recomendamos: Secretario de Estado de EEUU continúa negociaciones de paz en Afganistán

Ghani dijo en una entrevista con la cadena pública británica BBC que el anuncio de la Alianza Atlántica puede ayudar a que todas las partes en el conflicto afgano lleguen a la misma conclusión: “que el uso de la fuerza no es la solución”.

La OTAN tiene casi 10,000 tropas en Afganistán, pero en virtud de un acuerdo entre Estados Unidos. y los talibanes, estaba previsto que se retirasen para el mes de mayo, después de 20 años en el país.

El presidente afgano cree que se presenta ahora una oportunidad para alcanzar “un acuerdo político“, pero insistió en la necesidad de que haya “un esfuerzo concertado” a nivel internacional.

El presidente de EE. UU., Joe Biden, revisa el acuerdo alcanzado por su predecesor, Donald Trump, después de que las fuerzas militares de ese país llegaran a Afganistán tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, pero los talibanes se han reagrupado y en 2018 ya eran activos en más de dos terceras partes del país.

Ghani añadió a la BBC que está “encantado” con su relación con la nueva administración estadounidernse y la “coherencia” en la comunidad internacional ante el futuro de Afganistán.

“Cuento con la fuerza de la coherencia para evitar tragedias. Hay tanto temor a una caída hacia una guerra civil”, añadió el presidente afgano ante el deterioro de la situación.

No obstante, descartó el temor a una victoria militar por parte de los talibanes al resaltar que Afganistán “no es Vietnam. El Gobierno no se está desmoronando”.

Ghani hizo estos comentarios ante la falta de avances en las conversaciones de paz y el alto nivel de violencia en el país.

“De nuestra parte, tenemos un sentido de la urgencia, estamos dispuestos a tomar decisiones duras, y se requerirán decisiones duras. Cuarenta años de violencia en este país (ya) es suficiente”, dijo.

Postura del talibán

Los talibán han rechazado un posible aplazamiento de la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán, prevista para mayo, y han incidido en que el grupo insurgente “nunca estará de acuerdo con una extensión”.

“La OTAN, Estados Unidos y todas las partes han llegado a la conclusión de que si quieren superar la crisis actual, la única solución buena es la aplicación del acuerdo firmado”, ha dicho el portavoz del grupo, Zabihulá Muhayid, en referencia al histórico acuerdo de paz de febrero de 2020.

Dicho acuerdo, firmado en la capital de Qatar, Doha, contemplaba la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán el 1 de mayo, mientras que los talibán se comprometían a unas conversaciones de paz con el Gobierno afgano, si bien hasta el momento no han registrado avances relevantes, en medio de un repunte de la violencia.

Sin embargo, el Gobierno de Estados Unidos afirmó la semana pasada que el nivel de violencia es “inaceptablemente alto” y reiteró que el acuerdo de paz con los talibán está siendo “revisado” para analizar su cumplimiento y determinar los pasos a dar.

Washington ha sido crítico con los talibán también en lo relativo a sus lazos con Al Qaeda, que debía cortar a raíz del acuerdo. En este sentido, Estados Unidos indicó en un informe en enero que la organización terrorista “está ganando fuerza” en Afganistán mientras “sigue operando bajo la protección de los talibán”.

“Si, Dios no lo quiera, el acuerdo es violado, por supuesto que el pueblo de Afganistán se defenderá (…) como ha hecho durante los últimos 20 años”, ha sostenido Muyahid en una entrevista concedida a la agencia alemana de noticias DPA. “Si el camino diplomático es cerrado, no hay otro camino que no sea la guerra”, ha advertido.

Por último, ha resaltado que los talibán “no han abandonado las negociaciones” con el Ejecutivo afgano y ha recalcado que están “comprometidos” con la continuación de las mismas, al tiempo que ha indicado que los recientes viajes de altos cargos y los retrasos de varios días en los contactos “sirvieron para fortalecer la siguiente ronda de conversaciones”.

El presidente del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional de Afganistán, Abdulá Abdulá, criticó a principios de febrero que los talibán han adoptado “una postura dura” que “no está ayudando en esta situación”.

Por su parte, los talibán afirmaron a finales de enero que el Gobierno de Afganistán “es el único obstáculo” en las conversaciones de paz y recalcaron su compromiso con el acuerdo de paz.

Con información de EFE y Europa Press

DMGS