#Migrantes

Preocupa al Vaticano la política migratoria de EU

Preocupa al Vaticano la política migratoria de EU

Migrantes centroamericanas detenidas en Arizona, EU. (AP, archivo)

El Vaticano volvió a expresar este lunes su fuerte preocupación por la política migratoria de Estados Unidos y reafirmó su compromiso para que no se repitan las escenas de niños en jaulas, separados de sus padres, que conmocionaron al mundo.

Es una imagen que golpea profundamente. No se puede pensar que esto pase en nuestros días. Pensábamos que estas cosas eran cosas del pasado, y ahora se repiten. Por eso, tenemos continuamente que comprometernos para cambiar estas cosas. No podemos parar porque hay mucho trabajo por hacer”, sentenció el cardenal Pietro Parolín, secretario de Estado Vaticano.

El número dos del Vaticano reafirmó la posición sobre migración de la Santa Sede y de la Iglesia Católica, que consideran inmoral y contrario a los valores cristianos lo que sucedió en Estados Unidos.

“Es una actitud de acogida, es una actitud de ayuda a todos los que se encuentran en peligro. No se puede cerrar el corazón, no se puede cerrar la puerta, no se puede cerrar las posibilidades para estos hermanos y hermanas de salvar sus vidas y de tener una vida más digna”, añadió Pietro Parolín.

El secretario de Estado hizo estas declaraciones al margen de un encuentro dedicado al respeto de la libertad religiosa promovido por la embajada de los Estados Unidos ante el Vaticano, en el que se denunció la persecución de los cristianos en Medio Oriente.

Se confirmó que el próximo 7 de julio, en Bari, el papa Francisco celebrará un encuentro ecuménico con los patriarcas de todas las iglesias cristianas de Medio Oriente para rezar por la paz de esta región y por la dramática situación en la que viven los cristianos.

El pasado 21 de junio el papa Francisco instó, durante una visita a Ginebra, en Suiza, a la “unidad” de los cristianos frente a la división, los desacuerdos y las recriminaciones mutuas que ha habido entre las diferentes iglesias durante siglos, y les pidió que trabajen juntos para ayudar a todos aquellos que sufren y cuyas voces no son escuchadas.

Nuestra falta de unidad es abiertamente contraria a la voluntad de Cristo, pero es también un escándalo para el mundo”, señaló el pontífice durante la homilía en la capilla del Consejo Mundial de las Iglesias (CMI), entidad que cuenta con 348 iglesias que representan a 550 millones de cristianos ortodoxos, anglicanos, metodistas, baptistas, luteranos y reformados.

La Iglesia Católica Romana no pertenece a esta institución ecuménica, aunque colabora en varias comisiones de trabajo. De ahí la importancia de la visita del papa a su sede en Ginebra para participar en el 70 aniversario de esta entidad.

 

Con información de Valentina Alazraki y EFE

AAE

CARGANDO...