EDUCACIóN

Preocupa a OCDE la posible suspensión de la prueba PISA en México

México "fue uno de los pioneros en PISA, participando activamente en el desarrollo e implementación de este estándar global"

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) mostró preocupación este domingo, 2 de mayo de 2021, sobre una posible suspensión en México de la aplicación de la prueba estándar del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés), información difundida en medios locales.

Te recomendamos: ¿Qué provoca en los niños las clases a distancia por COVID-19?

En un comunicado, la OCDE señaló que “no recibió ninguna información a este respecto y desde su introducción en 2000, ningún país de la OCDE se retiró de la prueba PISA“.

Además, destacó que México “fue uno de los pioneros en PISA, participando activamente en el desarrollo e implementación de este estándar global” de éxito educativo desde que se implementó por primera vez en el año 2000.

El sábado, la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) reveló que México suspendió la aplicación de la prueba PISA para estudiantes de secundaria y dijo que “no está claro si esto implica la salida total del programa que es parte de la OCDE.

Indicó que un funcionario de PISA en París confirmó a la organización que la participación de México en PISA “está suspendida y que hasta donde tienen conocimiento no se están aplicando las pruebas de campo.

“Entendemos que el involucramiento de México en PISA está suspendido (…) No hemos podido conocer detalles en los últimos dos meses”, dijo Tue Halgreen, analista senior de las oficinas centrales de PISA en Francia, en un correo electrónico enviado a MCCI.

En su comunicado, la OCDE dijo que durante estos años la prueba PISA “arrojó información invaluable sobre la calidad y la equidad de la educación en México” y quizá de manera más importante, enfocó la atención pública sobre “la urgencia de mejorar las oportunidades educativas de las comunidades más marginadas”.

La OCDE dijo que mientras la pandemia “erosiona la educación y profundiza gravemente las múltiples deficiencias y desigualdades de los sistemas educativos en el mundo”, este tipo de información se volvió más crucial para asegurarse de que el futuro de los estudiantes y profesores no se vea comprometido, particularmente de aquellos que viven en mayor marginalidad.

Destacó que la siguiente ronda de la prueba PISA incluirá a los 37 países que integran a la OCDE y a una cifra sin precedentes de 50 países y economías que no son miembros, además de 25 en proceso de preparación para la siguiente prueba.

Es decir, que 112 países y economías del mundo se comprometieron con el propósito común de la prueba PISA. Con excepción de Bolivia, Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela, todos los países de América participan o se preparan para participar en PISA.

El último informe de PISA 2018 ubicó a México en los últimos lugares entre los países de la OCDE y de acuerdo con los resultados, la mitad de los estudiantes mexicanos no alcanza niveles suficientes para desenvolverse en la sociedad: el 45% no logra los aprendizajes suficientes en lectura, un 56% en matemáticas y un 47% en ciencias.

Con información de EFE

RVC