Praga compra granja porcina donde hubo un campo de concentración para gitanos

El Gobierno checo compra la granja porcina de Lety, lugar donde hubo un campo de concentración para gitanos en la II Guerra Mundial. (Sitio oficial/ČTK)

El Gobierno checo firmó este jueves la compra por 18 millones de euros de la granja porcina de Lety, construida en la década de 1970 en una parcela donde hubo un campo de concentración para gitanos en la II Guerra Mundial, informó el Ministerio de Cultura.

Al importe del contrato, suscrito con la empresa agropecuaria AGPI, se sumarán otros 4.8 millones de euros para desmantelar la explotación porcina, sanear el complejo y edificar un monumento memorial por los gitanos que fueron allí asesinados.

Por este campo pasaron mil 308 gitanos, entre hombres, mujeres y niños, de los cuales 327 perecieron y 500 fueron enviados a campos de exterminio como Auschwitz.

En 1972, durante la dictadura comunista (1948-1989), el Gobierno checoslovaco construyó allí una granja porcina para 20.000 cerdos, y al llegar la democracia, en 1989, se privatizó dicha empresa pública.

AGPI siguió operando pese a la exigencia de que la granja fuera desmantelada presentada por la comunidad gitana, organizaciones humanitarias y el Parlamento europeo.

Del nuevo memorial, para cuyo diseño se abrirá un concurso público, se encargará el Museo de la Cultura Romaní.

Para Benjamin Abta, presidente de European Grassroots Antiracist Movement, una federación de ONG de 35 países europeos con sede en París, Lety ha sido durante casi tres décadas un “símbolo internacional vergonzoso”, ya que la clase política checa en la democracia no mostró voluntad para llevar la pocilga a otro sitio.

Con información de EFE

LSH