Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Por escases, pobladores de Coahuila y Durango consumen agua contaminada que daña su salud

La presencia de arsénico en aguas de pozos y norias han generado severas enfermedades; este metal pesado puede producir vómitos, diarrea, despigmentación en la piel, amputación de extremidades e incluso la muerte
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Imagen: En comunidades de Coahuila y Durango escasea el agua de la red municipal y los habitantes acuden a las norias contaminadas. (Cuartoscuro.com, archivo)

En la comunidad de Francisco I. Madero hay personas que están teniendo graves padecimientos de salud porque el agua que beben tiene arsénico en altas concentraciones; de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el arsénico puede producir vómitos, diarrea, despigmentación en la piel, amputación de extremidades e incluso la muerte.

Te recomendamos: Contaminación por micropartículas afecta a 90% de mexicanos

Don Santos, tiene 73 años de edad y desde niño llegó al ejido 18 de marzo del municipio de Francisco I. Madero, en la región lagunera de Coahuila; desde hace seis meses, sintió adormecimiento en las manos, luego le aparecieron llagas en su extremidad izquierda. Médicos señalaron que la causa de sus males son resultado de consumir, durante años, agua de pozos y norias contaminados con arsénico y otros metales pesados como cadmio, flúor y boro.

El doctor me dijo que era por el agua, que el arsénico, que el agua, entonces, este, no se me ha podido curar – ¿Y sigue tomando de la misma agua? – Pues sí, pues de la noria, pues de la llave, de esa agua”, comentó Santos Martínez Armendáriz.

A don Jesús, le fue amputada la pierna izquierda y ahora le han surgido manchas negras en la planta del otro pie, en la espalda y cuello, se presume que también se debe al agua contaminada.

Era una manchita así chiquitita, pero se fue de voladita, como en ocho días se puso así mire… en ocho días y luego, luego, pues puro dolor, dure dos meses así, todo diciembre y este mes me lo pasé aquí sentado, sentado y en el seguro y pues hasta que me lo mocharon el pie”, mencionó Jesús García Castañeda.

Casos similares se han reportado también en Tlahualilo, Durango, donde los habitantes de esta zona sufren de los daños causados por esta contaminación; por ejemplo, a don Francisco, habitante de la zona, ya le fueron amputadas las dos piernas.

Hay aquí, yo creo que, más de 100 mochos ya, no sé si será por el agua; a mí se me pusieron las piernas negras y me mocharon primero un dedo de la derecha y luego la pierna, y luego el dedo grueso de la izquierda y luego la pierna completa”, señaló Francisco Montelongo, habitante de Tlahualilo, Durango.

En la mayoría de las comunidades de esta región de Coahuila y Durango, escasea el agua de la red municipal y los habitantes acuden a las norias contaminadas para llevar agua hasta sus hogares.

De acuerdo con las investigaciones de la Universidad Juárez del estado de Durango y de la Universidad Autónoma de Coahuila, dichas norias contienen niveles de arsénico que superan los permitidos.

De acuerdo con la norma, el nivel permitido es de 0.25 microgramos por decilitro, tenemos niveles que están entre 0.30, 0.40, pero no todos los pozos tienen esos niveles de arsénico especifico”, explicó Arturo Noriega Torres, director de Salud Ambiental de la Secretaría de Salud.

Las autoridades reconocieron que no hay una cifra de personas afectadas por consumir agua contaminada, porque muchos llegan con otra patología.

Sí hay datos francos con hidroarsenicismo crónico, consumo crónico de arsénico, sobre todo por el agua, quizás el motivo de consulta no sea la manifestación del arsénico, vienen por alguna otra patología y en forma secundaria se hace el diagnóstico o se sospecha el diagnóstico de hidroarsenicismo crónico”, afirmó Verónica López Hernández, directora del Hospital Integral del municipio Francisco I. Madero.

Con información de En Punto

TVR